BESOS AL VACÍO

BESOS AL VACÍO

Esta noche me faltas, mi tierna y hermosa mujer. Me faltas. Siento el gélido vacío que ha dejado al marcharse tu cuerpo del lecho donde yacía, junto al mío. Ese delicado cuerpo de piel canela, tostada por el cálido sol de tus tierras, dorado lienzo donde con primoroso cuidado deslicé mis traviesos dedos para trazar inmortales poemas. Navegué por las sinuosidades de tu vientre y me aventuré acechante hasta las faldas de tus rosados montes, mientras me arrastraba con mi codiciosa lengua para esculpirte placenteros versos. Coroné sus cimas triunfante y apagué mi sed bebiendo del sabroso cáliz de tus labios el exquisito elixir de tu boca, el delicioso néctar de tu lengua abrazada a la mía, mientras escuchábamos los latidos desbocados de nuestros corazones insurrectos.

Una vez saciado, me desprendía de tus labios y ahí te dejaba, abandonada en un sinfín de jadeos, para iniciar mi camino de regreso. Nuevamente devoraba con frenesí la sabrosa ambrosía de tus pechos y reptaba calmadamente hacia el frondoso valle que escondían tus piernas, dejando a mi paso un reguero de besos. Lentamente descendía por la encrespada colina, mientras tus gemidos eran más intensos. Ahí volvía a codiciar el manantial de aguas cristalinas, al tiempo que tu cuerpo se agitaba en espasmos de gozo, y juntos tocábamos la feliz sinfonía, el broche final de nuestra lasciva poesía. La enfurecida lava escapaba presurosa de mis entrañas para ir a morir a las profundidades de tu divino océano.

Pero hoy no estás, y siento que las palabras me abandonan, faltas del papel de tu piel tersa y sedosa; de esa dulce melodía de tu voz que me adormecía en un halo de paz y de sosiego cuando la oía y conseguía arrancarme numerosas sonrisas; de esa centelleante mirada de tus enormes ojos pardos que me deslumbraban y me hechizaban con la bondad de tu alma angelical; de esa larga y sensual melena de negros rizos que te caían graciosamente sobre los hombros y que solías acariciar coquetamente, mientras las examinabas y simulabas que me ignorabas.

Hoy mi pluma, rebelde, se ha secado, falta de tu cariño, de esos mimos que la inspiraron. Muchos poemas quedarán apócrifos ahora que te he perdido, ahora que te has ido y que con tu marcha te has llevado mi inspiración, todos mis versos, ahora convertidos en tristes besos perdidos en el vacío.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad.

Escrito presentado al concurso

El amor hecho poesía,

de la página

Escribiré poesía para ti.

 

4 comentarios en “BESOS AL VACÍO

  1. Muchas gracias, Bea. Es muy halagador lo que me dices. Pero cuando te leo me siento insignificante; noto que languidecen mis letras, y que mi triste verbo no puede compararse a la belleza de tus poemas; ese genio que llevas dentro y que me subyuga cuando blandes la pluma sobre el lienzo.
    Un enorme abrazo, poeta.

    Me gusta

  2. Eso no es cierto Javi, ya quisiera yo escribir un relato así de bien, yo me siento cómoda en la poesía, pero reconozco que los relatos me cuestan un poco mas.Realmente tienes mucho talento, te lo digo de verdad, así que sigue escribiendo y maravillando al mundo con tus preciosos escritos.Otro abrazo enorme para ti.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, Bea. Hago lo que puedo en el terreno de la prosa, y tus palabras me animan mucho. Pero, en serio, ya quisiera tener yo ese dominio de las metáforas, esa sensibilidad a flor de piel que te caracteriza.
      Un enorme abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s