DESDE MI VENTANA

Una tarde más las nubes han tomado el cielo de improviso; se han tendido a lo ancho como un espeso y oscuro manto que se quedaba salpicado de jirones escarlata, los últimos rayos del sol poniente, que en su marcha dejaba enfriarse los vientos, que descendían raudos del alto azul para recorrer las calles y acariciar a los viandantes. También sacudirán mi rostro dentro de unas horas, cuando me aventure por los mismos caminos de cada noche para hundirme en mis cavilaciones, y aún durante mi vigilia soñar con tantos momentos deseados, con tantas palabras que acuden a mi mente y que quisiera que algún día se posaran fugazmente sobre mis labios para huir de ellos en apenas un instante.

Pero eso será más tarde. Ahora, como tantas veces, aguardo las primeras tinieblas de la jornada sentado ante mi escritorio. Redacto estas breves líneas mientras ocasionalmente alzo la mirada y observo el lejano firmamento a través de la ventana de mi cuarto. Es algo que me relaja; poder contemplar la majestuosidad celeste al tiempo que busco el término exacto, la forma más precisa posible para expresar la idea que acude a mis mientes. Y ahí se presenta, como tantas veces, ese cristal, mi fiel amigo y compañero. A través de cristales he visto la vida durante estos últimos años, una vez que se me ha roto el caleidoscopio que me permitía ver graciosas formas, disfrutar de los alegres colores como en un arco iris.

Ahora los días son gélidos, como el aire que afuera aguarda mis pasos paciente. Tengo que observar la vida a través de estos cristales; acaso imaginarla, acaso tratar de construirla de forma imperfecta, como hago cada vez que bebo una taza de café, cuando la rodeo y la abrazo con ternura con ambas manos para sentir su calor; como cuando su aroma me impregna y empiezo a saborearlo con el olfato, mientras mis ojos se dirigen hacia el delicioso brebaje de color canela, demorando el primer sorbo, tratando de alargar el momento mientras me sumerjo en mis nostalgias, mientras repaso todos mis anhelos, antes de que el delicioso café descienda y reconforte mi garganta.

El cielo ya se ha enceguecido. No puedo ver las altas fincas del fondo, cubiertas por el temprano velo opaco que se cierne sobre ellas. Creo que es el clima idóneo para desatar los sentimientos, las emociones profundas, y acaso plasmarlos sobre el papel, siempre como mero espectador pasivo, siempre entregado a mis recuerdos, acumulando en mi pobre alma pequeñas heridas que tarde o temprano se transforman en gotas de lluvia y descargan cuando las nubes ya son demasiado pesadas. Sé que no será hoy el día en que se derramen esas lágrimas, como tampoco el vasto firmamento me bañará en breves minutos con sus tibias aguas.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

20-11-2016.

10 comentarios en “DESDE MI VENTANA

  1. Quina sort tenir l’escriptori de cara a la finestra i poder mirar al cel quan busques la millor paraula per expressar els teus sentiments. El meu escriptori està cara a la paret jaja però, les meves vistes no són gaire inspiradores, així que… Que tinguis una bona passejada (vas caminant o potser corres?) i que els núvols no t’envoltin de tenebres. Una abraçada, Javi!

    Le gusta a 1 persona

    1. jeje. Moltes gràcies, Lidia. Lamente que no tinguis eixes vistes; motiva molt mirar el cel.
      Abans, fa anys, corria, però m’exigia massa i estava sempre lessionat. Finalment després d’una lessió deixí de còrrer. Em sap una mica greu, però suposso que em faig gran, jeje.
      Una altra abraçada per a tu.

      Le gusta a 1 persona

      1. És el que té viure en una ciutat, trobo a faltar veure els arbres i les muntanyes. Però tinc altres coses… Els anys pesen!! Jajaja Tothom ens fem grans, però lo important és mantenir l’esperit jove!! 😉 Bon dilluns 😜

        Le gusta a 1 persona

  2. Ja, Lidia, és de veres. Jo també visc en una ciutat. Aquí les vistes no són tan boniques com a la muntanya, per exemple, amb la natura, però per sort hi ha zones verdes, jardins, parcs… Aixó dóna una mica més de vida. Sempre serà un pobre sustitut, com el model material, que no és més que una mala imitació de lídeal platònic, però és el que hi ha. Bon dilluns.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s