JUEGO SUCIO

Los últimos rayos crepusculares cubrían el firmamento de una variada gama de colores cálidos, que se enfriaban y apagaban al ritmo que un lúgubre manto se adueñaba de las calles, obligando a encender las farolas, que envolvían los objetos con una luz polvorienta y fúnebre, donde se daban cita los insectos, que danzaban alrededor de la fatal lumbre como devotos feligreses que se sacrificaban al fuego abrasador  por amor a su dios. En el oscuro cielo resplandecía Venus con su intermitente brillo, con la fuerza y la belleza de la diosa olímpica, tan superior en sus encantos a los demás astros que la acompañaban en su sagrada morada, aprovechando la ausencia de la orgullosa Selene, que aquella noche había cedido su cetro y había descendido a sus aposentos. Ernesto entró a la recepción del hotel y se reunió con Ángel y con Julia, que entonces se encontraban acompañados por los chicos. En los rostros se plasmaba una cierta tensión, un ambiente cargado por los nervios que habían estado tan presentes durante las últimas cuarenta y ocho horas.

-¿Dónde está Carlos? -preguntó Julia. Se la notaba inquieta. Había en su mirada una señal de preocupación; tenía los ojos muy abiertos, con las cejas alzadas en señal de alarma. El labio inferior ligeramente caído denotaba impaciencia.

-Está esperando en el coche. Dice que no ha dormido nada en toda la noche. Fuimos al cementerio, pero fue inútil; estaba atestado. No sé qué manía tiene la gente de morirse. El pobre no dejaba de bostezar; creí que era mejor dejarle que echara una cabezada. ¿Y vosotros? ¿Ocurre algo?

-La manifestación de esta mañana no ha sido tan pacífica como se pretendía. Entre los manifestantes había infiltrados de la policía, como era de esperar, que se encargaron de reventar la marcha. Generaron un pretexto para intervenir, como siempre -informó Ángel.

-Ya. Lo típico de los regímenes totalitarios. Reprimir la libertad de expresión y las protestas; que nadie cuestione las decisiones y los dictados gubernamentales, so pena de agresión física o de cárcel, cuando no la muerte. Pero aquí lo maquillan, para que la gente y las potencias extranjeras tengan la ilusión de libertad. Así, por una parte, el pueblo no se rebela; acatan que un grupo de violentos han sido los culpables de todo. Y, por otra, de cara al exterior se puede seguir comerciando, se mantiene esta farsa mundial y participamos de los saqueos de otros países -resumió Ernesto.

-Lo peor es que ha habido heridos. La policía ha cargado con saña; han golpeado a manifestantes que tan sólo estaban sentados en el suelo, sin el menor escrúpulo -continuó Ángel-. Uno de los manifestantes no pudo más; perdió los nervios cuando un poli intentó pegarle a su novia, una chica de veintitrés años, y se abalanzó contra el agente. Al chico lo molieron a palos, y ahora, además, está en espera de juicio por desobediencia civil y agresión a la autoridad.

-Es vergonzoso -observó Ernesto-. No me sirve que digan que cumplen órdenes. Si tuvieran sentido común se darían cuenta de que lo que hacen es una atrocidad, un atropello. En Rusia se alzaron y dejaron de reprimir al pueblo; se dieron cuenta de que estaban agrediendo a su propio hermano, y que el que les mandaba era el culpable de su situación. Si los militares, si todos los cuerpos armados, se dieran cuenta de estas cosas, el mundo sería muy distinto. ¿Se sabe cuándo será el juicio?

-No; aún es pronto -respondió Julia. Pero, teniendo en cuenta cómo está la justicia, el asunto se puede demorar bastante. Podrían caerle hasta dos años de prisión y una multa considerable.

-Esperemos que no. Tenemos que organizar movilizaciones de apoyo -sentenció Ernesto.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

13-02-2017.

6 comentarios en “JUEGO SUCIO

    1. ¡Muchas gracias, Bea! En realidad, el párrafo que mencionas es el único medianamente bueno, lo sé. El resto… Temo estar estancado en la historia. Pero bueno… A ver si me inspiro. Te devuelvo ese cariñoso abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Esos topos… me callo la opinión, no vaya a venir la Fiscalía.
    Coincido con que el primer párrafo aporta una descripción muy buena, mientras que los diálogos son útiles para entender la acción, aunque es posible que necesiten un repaso, como señalas.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s