REQUIEM POR UN DÍPTERO

Las puertas se cerraron con sonoro estrépito en aquella vetusta habitación donde un amarillo mortecino entristecía aún más el ambiente, confiriendo a las paredes de aquella casa decimonónica el aspecto lúgubre que en breves instantes debía ser realzado por los delicados y melancólicos acordes de la música, que con sus finas notas debía reflejar la angustia de aquel terrible momento y transmitir el dolor del condenado a las almas presentes.

Cada uno tomó asiento en el lugar que le correspondía, para vigilar que todo transcurriera como deseaban y que la grabación se realizara sin problemas. A aquella temprana hora de la mañana loss rayos del sol se filtraban por la ventana y caldeaba el estudio. Una mosca solitaria había entrado furtivamente en el último instante y reposaba mansamente en el cristal, tostando su minúsculo cuerpo, ajena al drama q aquellas personas se disponían a representar, espectadora involuntaria del improvisado concierto.

El violinista colocó la partitura sobre el atril e intercambió las últimas impresiones con sus compañeros. Convinieron en que todo se encontraba a punto; podía empezar la grabación de aquella fúnebre música. Guardaron riguroso silencio y el violinista frotó suavemente la vara contra las cuerdas del instrumento, con la ternura de un amante que acariciara dulcemente el rostro de una mujer y posara sus ojos enamorados en los de ella, antes de que su boca resbalara y quedaran pegados los labios de ambos en pasionales besos, mientras las manos buscaban los cuerpos, cada vez con mayor desenfreno. Un sabor agridulce el que debía dejar la magia de sus dedos; pues debía ser capaz de conjugar la crispación por la injusta muerte y la admiración por la habilidad con que blandía el instrumento, aquel acto amoroso con el que invocaba la gracia de Orfeo.

Pero al primer roce de la vara el fino oído del díptero se alteró. Pronto levantó el vuelo y empezó a zumbar la mosca, enloquecida por unos acordes que con sus afligidas notas parecían arrancarle lágrimas de su alma inocente. La grabación tuvo que interrumpirse, al mezclarse las suaves notas con el enfurecido aleteo, al tiempo que abrían la ventana y exhortaban al insecto a emprender la huida, la necesaria fuga para no perecer ante los ataques de sus perseguidores y convertirse en testigo mortal de aquella audición; en testigo que con su cadáver agregara una muerte más a la que lacónicamente se representaba y a la que los agónicos acordes en sí ya guardaban. Pero, ignorante de cuanto sucedía, sin saber hallar la salida, la pobre mosca revoloteaba de un lugar a otro del estudio sin cesar en el molesto zumbar que había hecho callar la pasión del violinista. Acaso se sintiera juzgada, acaso se sintiera condenada, hostilmente perseguida por unos hombres que sólo recuperarían la cordura cuando terminaran con su vida.

La suerte del desdichado díptero estaba echada. La carrera le estrechaba el cerco y lo agotaba. El triste y sanguinario final llegó cuando lo alcanzó el golpe certero. Cayó derrumbada la mosca, exánime, víctima de su propia inocencia. Irónica muerte, para poder testimoniar aquel horrible fusilamiento, aplastada por una partitura de Bach. La grabación del requiem podía volver a comenzar.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

09-04-2017.

4 comentarios en “REQUIEM POR UN DÍPTERO

    1. Muchísimas gracias, Estrella. La historia es real. Cuando me la contaron me apené por la pobre mosca, pero no pude vitar soltar una carcajada por lo absurdo del asunto. Me hizo pensar en “El proceso”, de Kafka. Un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Ha sigut boníssim! Me encanta 😀😀 La descripció del lloc i de la situació en absolut casa amb el desenlaç de la història i això fa que sigui única i original! Una història molt xula i molt ben escrita, Javi! Un abraçada 😊

    Le gusta a 1 persona

    1. Moltíssimes gràcies, Lidia. Quan em contaren la història decidí escriure-la, per lo absurda que era. Pensí en Cortázar, en com del fet més minúscul i insignificat trau un conte.
      Una forta abraçada i bon dilluns!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s