REFLEXIÓN GÉLIDA

Poco a poco se fue disipando la bruma que minutos antes se había posado sobre los ojos de Ernesto; la cólera quedó aplacada y se apagó la llama que incendiaba sus pupilas.

-Perdona. En realidad, mi reacción ha sido desproporcionada. No digo que no hubiera que eliminar a estos tipos que, al fin y al cabo, suponían una seria amenaza para nosotros; pero dejarme dominar por los impulsos y vaciarles el cargador ha sido un acto desmesurado que, si se piensa fríamente, es absurdo. El objetivo, quitarlos de en medio, ya estaba cumplido. La saña es un impulso irracional, fruto de la rabia, del odio; pero el odio es absurdo; es otro sentimiento creado como resultado de la importancia de las religiones. Si partes de la idea de que el ser humano es libre, te permites establecer una clasificación maniquea entre actos buenos y actos malos, y entre seres humanos buenos y seres humanos malos. Pero nada es bueno o malo de per se; de modo que nadie persigue una idea de bien absoluto o desea hacer el mal. Cuando un individuo quiere llevar a cabo un determinado acto para conseguir un determinado fin y dicho acto y dicho fin no perjudican a otros, convenimos que son buenos; pero cuando chocan con los intereses de otros los calificamos como malos, aunque para ellos serán naturalmente buenos. Que un partido político pretenda financiarse con dinero público nos parece una injusticia; lo condenamos, y abogamos porque las personas que han cometido ese delito y nos han robado millones a todos los ciudadanos paguen por su fechoría y nos devuelvan hasta la última peseta, pero los políticos involucrados en esa trama corrupta verán su comportamiento de lo más normal, porque han buscado su propio beneficio. A una gacela nunca se le ocurriría reprender a un león por perseguirla; no lo tacharía de inmoral por querer matarla para comer. El león sustenta su vida sobre la gacela, del mismo modo que ésta sobre la de la hierba. En cambio nosotros, para justificar nuestros sentimientos de amor o de desprecio, aplicamos categorías morales. Estos tipos han matado porque les pagan por ello; y dispararon a Ángel por el mismo motivo, sin que mediara otra razón que la puramente económica. Por ello, no tengo motivos para odiarles.

Empezaba a anochecer. Guardó la pistola y retrocedió cabizbajo, con el semblante circunspecto. Carlos le siguió mientras rumiaba aquellas ideas que de nuevo eliminaban la culpa y el remordimiento. Los actos se justificaban por sí mismos; las leyes no pasaban de ser algo convencional y arbitrario, establecidas por los propios intereses de quienes las promulgaban.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

03-07-2017.

2 comentarios en “REFLEXIÓN GÉLIDA

  1. Una reflexión que a mí hoy me viene genial, A veces se hacen cosas con mentiras piadosas por el bien de los demás, pero no sienta bien a los otros, por intereses económicos y egoísmo, también egocentrismo. El dinero es una porquería que rompe los valores y transforma en prepotencia, un papelito, a veces vale más que una persona. Me avergüenza ser humana. Besos a tu corazón.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias, María, por tan sentido comentario. Suelo pensar mucho en esto, porque me da mucha rabia que el dinero y el egoísmo, como apuntas, corrompa tantas conciencias. Espero que te mejores de ánimo, sea lo que sea lo que te ha ocurrido. Te devuelvo ese beso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s