ANGELA, POR LÍDIA CASTRO

Angela es una novela que me atrapó en diversos aspectos; tanto por su estilo como por la temática, con ese hermoso romanticismo que se esconde en cada línea. Mi espíritu soñador y melancólico halló en esta obra una ternura y una calidez que lo reconfortaron; y, de alguna manera, aplacaron su dolor al ofrendarle aquellas sensaciones y aquellos sentimientos que la vida le había negado.

La historia transcurre en Estados Unidos, en un pueblo rural que de alguna manera me retrotrajo a los tiempos en que los primeros pobladores fundaron las trece colonias, con un modus vivendi que se mantendría durante, al menos, dos siglos, y se trasladaría a las nuevas tierras del Oeste. En aquella época aún no se había producido la Revolución Industrial, y las circunstancias obligaban a vivir en comunión con la naturaleza, habitando en cabañas de madera y subsistiendo incluso con la propia caza, o con la crianza de animales. Los vecinos de la aldea llegaban a entablar mayor relación entre sí, unidos por la cercanía y por el bajo número de habitantes, y alejados de los odios y las rivalidades de hoy día, que en parte vienen alimentadas por la tecnología, que tanto nos aliena. El paisaje que dibuja la novela es, además, un paisaje invernal, que recuerda a los rigores del frío, sobre todo en latitudes como aquéllas, cerca del gélido Canadá; y ello, a su vez, inspira esas imágenes tan conmovedoras de estar sentado frente a un hogar, con el fuego encendido; descansar con los ojos cerrados y escuchar el relajante crepitar de las llamas, que con su dulce crepitar seduce y adormece a quien a ellas se entrega.

Éste es el mundo de Angela, una adolescente que empieza a descubrirse a sí misma. Es una joven que despierta a la vida y que, por tanto, amanece con dudas, una de las cuales es el amor, ese sentimiento mágico que, en ocasiones, va acompañado de una profunda zozobra, por ignorar si es correspondido o si, por contra, va a quedar en algo platónico, con el sabor agridulce de mantener una gran amistad con la otra persona, pero sin poder llegar a más. Esto da pie a las cavilaciones de la protagonista; a sus angustias, incluso, hábilmente descritas por Lídia en esta brillante novela que me erizó el vello y me hizo sentir escalofríos.

Junto a todo ello aparece el tema de la espiritualidad, que la autora también introduce con gran inteligencia. Al margen de mi opinión al respecto, me gustó mucho cómo lo aborda. Una vez más me hizo pensar en el origen de las trece colonias; en esas sectas religiosas que huían de la persecución religiosa. Fueron muchas, pero ahora sólo recuerdo la de los mormones, que ejerció una gran influencia. Y eso, a su vez, me volvió a trasladar a esas tierras frías y oscuras; a ese mundo misterioso que de algún modo me hizo enlazar con el mundo espiritual; con esas inabarcables incógnitas que a todos nos asaltan y nos recorren, como el propio misterio de la vida, como el propio misterio del amor; como esas mariposas que revolotean traviesas por el estómago.

El amor y la espiritualidad como dos ejes de la vida, acaso como el mismo, son los dos motores de esta entrañable novela de Lídia Castro; un libro enternecedor. Me encantó.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

26-27/09/2017.

Anuncios

4 comentarios en “ANGELA, POR LÍDIA CASTRO

  1. Muchas gracias, Javi!! Por tus palabras!! Me alegra mucho que te haya gustado el argumento de la novela y que hayas disfrutado de su lectura.
    Gracias también por dedicarme esta entrada.
    Un abrazo muy fuerte!! 🙂 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en Mis historias y otros devaneosy comentado:
    Y de nuevo, Javi, del blog “Pensamientos en tinieblas” me sorprende con un análisis esta vez de mi primera novela juvenil, romántica y espiritual: Angela.
    Quiero agradecerle sus palabras y os invito a leer su punto de vista.
    ¡Que tengáis una feliz semana!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s