UNA NUEVA ETAPA (III)

Durante los siguientes días se apoderó de mí un creciente nerviosismo, que iba en aumento conforme se acercaba el gran día. Un nerviosismo que era más propio de una adolescente que asistía a la primera cita de su vida y que, por ello, se siente asaltada por miedos irracionales, como si ese acto revistiera suma gravedad, y de tal noche pudieran derivarse grandes dichas o fatales consecuencias, cuyos estragos serían irreparables.

Cierto que sólo me quedaban apenas unos meses para abandonar la fatal edad de la adolescencia; ese período en que las proporciones de la realidad se distorsionan profundamente; esa época en que nos creemos invencibles, y concedemos a cada uno de nuestros actos y a nuestra persona misma un valor supino, hasta el punto de pensar que algún día el mundo poco menos que será nuestro. Cierto, también, que aquélla no era mi primera cita; ya había tenido trato con otros chicos del instituto, aunque nada serio. Habían sido encuentros esporádicos, más llevados por la diversión de explorar nuestros cuerpos que atraídos por un sentimiento.

Ahora, sin embargo, me encontraba un tanto alterada por aquella novedad. Que un chico me hubiera llamado de improviso, cuando no habíamos intercambiado más que unas pocas palabras, me violentaba, máxime por la fama de que gozaba. Tenía bien claro que, si esa cita no era la primera para mí, tampoco lo era para él; alguien como él, con ese temperamento tan desenvuelto y extrovertido, cuando me lanzó aquel jarro de agua helada sin avisar, estaría muy acostumbrado a triunfar. No poder dominar la situación me enervaba la sangre.

Pensé en su seguridad y en lo tranquilo que debía de estar en esos instantes; seguramente ni tan siquiera se acordaría de mí hasta el día de la fiesta. Esta idea me mortificaba. Sabía que era una locura; que no debía tomarme tan a pecho aquello, y que, por más que me martirizara, no por ello el tiempo pasaría más deprisa; que no tenía motivos para indignarme con él, pues nada me había hecho. Pero en medio de mis crisis nerviosas no atiendo a razones. Es decir: oigo como un susurro la vocecilla de mi conciencia, que me dice que soy una tonta por torturarme así; pero, por más que quiero escucharla y obedecer sus sabios razonamientos, una fuerza superior me impele a rechazarlos. Me siento entonces prisionera del tiempo; los minutos y las horas pasan con irreverente lentitud; la luz del día mengua hasta dar paso a las tinieblas de la noche, mientras la agitación me impide conciliar el sueño hasta bien entrada la madrugada.

¿Sería aquello un ligue de una noche? Seguramente sí; seguramente no volveríamos a vernos, y la historia que entonces me asaltaba demostraría ser, una vez más, infundada. En cualquier caso, nada podía hacer, dominada por la curiosidad que me inspiraba aquel chico, más que someterme a aquél mi enésimo acto de adolescencia, con la esperanza de que fuera el último y desde entonces ganara en cordura.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

06-11-2017.

Anuncios

2 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (III)

  1. Quina angoixa!! La reconec, l’he sentida i és totalment cultural, la inseguretat amb la que creixem les dones (o creixíem) és brutal. Aquestes pors són per culpa d’una baixa autoestima, d’unes expectatives massa altes i irreals que ens han inculcat des de la infantesa amb les pelis de Disney. En fi… A veure què passa al ball!
    Una abraçada, Javi!

    Le gusta a 1 persona

    1. jeje. Moltes gràcies, Lídia. Em feia por caure en esterotips, i de cap dels modes volia ser masclista, entre altres coses perque jo mateixa sóc molt insegur; però em pensava que era una situació bastant comuna, o al menys l’he vista als meus anys d’institut i a moltes novel.les.
      Una altra abraçada per a tu, Lídia!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s