UNA NUEVA ETAPA (LXV)

Aún no consigo entender cómo pasó; pero lo cierto es que aquella mañana, cuando los rayos de sol que asaltaban la habitación hirieron mis pupilas y me hicieron despertar, azuzada a su vez por el griterío que procedía de la calle y por el movimiento del tranvía, observé que mi cuerpo estaba aún más pegado al de Gabriel de lo que recordaba haberlo dejado en el momento de perder la conciencia. Mi cabeza descansaba sobre su hombro derecho y mis cabellos le acariciaban la cara de una manera que perfectamente podría haberle producido algún ligero cosquilleo, pero que, por extrañas razones, hicieron un efecto más bien sedante y narcótico; su cabeza aparecía refugiada en el nacimiento de mis pechos, oportunamente cubiertos por la camiseta del pijama; nuestros brazos rodeaban los cuerpos; y, finalmente, una poderosa erección matutina me saludaba al contacto de nuestras piernas.

Por suerte, él tenía el sueño más profundo que yo; y el hecho de tener la ventana a la espalda le protegía los párpados de la luz. Ello le impidió abandonar el sueño antes que yo lo hiciera; y me dio tiempo suficiente de deshacer la armoniosa y romántica figura antes de que recobrara la conciencia y se asustara por aquella postura tan erótica, y porque descubriera la violenta irrupción de aquel soldadito que parecía querer golpear salvajemente contra sus pantalones para liberarse.

Fui al cuarto de aseo y regresé al cabo de unos minutos. Seguía durmiendo mansamente, con igual ternura a la que desprendía cuando estaba despierto; ahora estaba recogido sobre la almohada, a la que abrazaba como me había abrazado a mí antes. Me acerqué y me puse a su espalda; descendí a la altura de su oído y le susurré:

-Buenos días. Despierta, perezoso; ya es de día.

Poco a poco se puso boca arriba y abrió los ojos; me miró somnoliento, pero se le notaba feliz.

-Buenos días. ¿Qué hora es?

-Las nueve. Me sabía mal despertarte; parecías un osito de peluche. Tenía que haberte sacado una foto; la próxima vez lo hago. Daban ganas de abrazarte. ¿Qué tal has dormido?

-Bien, gracias. Pocas horas, como tú, pero con un sueño intenso y hermoso. Es decir: fue hermoso lo que soñé.

-¿Y qué soñaste?

-No lo recuerdo. Los sueños se me escapan al despertar; a menudo no dejan más que una ligera neblina de su paso por mi mente. Intento apresar las pocas imágenes borrosas que permanecen en mi cerebro para reconstruirlo; pero, cuanto más me esfuerzo, más se alejan. Es una lástima haberlo olvidado. Además, creo que hacía tiempo que no soñaba algo agradable.

-Pues ya sabes; has de quedarte a dormir aquí más noches. Así tendrás más sueños hermosos y podré sacarte una foto para que te veas lo mimoso que estabas.

Le dije dulcemente, con una sonrisa que culminé con una carcajada traviesa. Se ruborizó, no sé si por la propuesta de que pasara más noches en mi casa o por la idea de que le fotografiara mientras dormía.

-¿Qué te apetece desayunar?

-¿Desayunar? Laura, por favor.

-De por favor nada. Quítate de remilgos. A ver si te has creído que voy a dejar que te vayas con el estómago vacío. Además, las chicas querrán conocerte. Desayuna y te pongo en libertad.

-Gracias -Respondió con una sonrisa.-. ¿Tienes café?

-Sí. ¿Te gustan las tostadas? Mientras te aseas voy preparando el desayuno.

Las chicas ya estaban en la cocina. Me reuní con ellas y les di cuenta de la presencia de mi amigo; ellas me miraron con una sonrisa perversa, pero complacidas por poder conocerlo y por saber que habíamos pasado la noche juntos. Les advertí para que fueran muy cuidadosas en sus comentarios, especialmente porque podía aparecer en cualquier momento. Quizá mi precaución era excesiva, pero no quería arriesgarme a que soltaran algo inoportuno. Cuando finalmente llego, les dije:

-Chicas, éste es Gabriel, un amigo.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

23-01-2018.

Anuncios

2 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (LXV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s