UNA NUEVA ETAPA (LXXI)

Me quedé un tanto confusa por la tranquilidad con la que me había respondido Gabriel; por esa calma aparente,  que contrastaba con mi nerviosismo y con el tono dramático que se desprendía de aquella epístola; pero más valí, a que así fuera. Prefería excederme en mis precauciones y luego llevarme esa agradable sorpresa, antes que acarrear con un mal mayor por confiar demasiado y tener que lamentar su pérdida.

Al día siguiente tuve ocasión de volver a verlo, como me había prometido, aunque no llegara a emplear esa palabra; le abracé con efusividad y marchamos a clase. No sé si exageré, pero me apetecía hacerlo; y él, a su vez, parecía conforme; me correspondió con una dulce sonrisa. Era obvio que también se alegraba de verme, aunque no creo que tanto como yo a él; pues, de los dos, yo era la única que tenía sospechas de que el otro pudiera atentar contra su vida.

Cuando fuimos al bar a comer, por fin pudimos abordar el asunto que tan ansiosa me tenía. Después de sentarnos, saqué la carpeta del bolso; y de la carpeta cogí, apartado de los apuntes, el folio de la discordia; se lo extendí y mientras lo miraba le dije:

-Creo que esta hoja se te traspapeló entre los apuntes. ¿Qué es? Se me puso la carne de gallina mientras la leía; me pasé un buen rato llorando; han quedado algunas marcas en la hoja del mal rato que me hiciste pasar.

-Perdona…

-¡No -Le corté.-! ¡Perdona no, Gabi! No es a mí a quien has de pedir perdón, sino a ti mismo. ¡¿Por qué no te perdonas!?, ¡¿Por qué te haces esto!?

-Perdona, Laura. No es fácil de explicar, y aún menos de entender, como ya te dije. Para comprender cómo me siento, deberías estar en mi cerebro, tendrías que haber pasado por todo lo que yo he pasado, tener las limitaciones que yo tengo; haber sufrido ese acoso y haber visto cómo tu vida quedaba condicionada para siempre.

-Pero, ¡¿Por qué!? Gabi, cariño, comprendo que no puedo ponerme en tu piel; que tienes traumas horribles; pero lo que a mí me horroriza ahora es pensar en que algún día puedas cumplir aquello que me dijiste que eras incapaz de llevar a cabo. Leo esa hoja -Dije, mientras la señalaba con una mezcla de desprecio y de pavor- y me da la impresión de que buscas un impulso para acabar con tu vida.

-Laura, la vida no es fácil para mí; a diario observo mis limitaciones; mis problemas para llevar un café con leche sin que se rebase; no poder coger un objeto en el aire; ser incapaz de hallar el camino de vuelta a mi casa… Visto esto desde la distancia, te pueden parecer minucias; pero cuando lo vives y ves que eso son unas pocas secuelas que forman parte de un grupo mayor; cuando ves que, por más que te esfuerces, hay muchas cosas que nunca conseguirás, te hundes. Me dijiste que no querías que fuera como los demás. Te lo agradezco, porque es hermoso; quiere decir que me ves de un modo especial. Pero, cuando has pasado por la vida que yo he pasado; cuando has sufrido malos tratos y te has convertido en un niño retraído; cuando te has pasado tardes enteras llorando en la cama, sin salir de casa, sin ver a nadie, pierdes la esperanza.

<<A pesar de todo, hago mis esfuerzos; he empezado una carrera y estudio con ganas; aunque no sé si ello no sea sino un placebo con que llenar el vacío de mi existencia. En realidad, no hay nada que me haga sentirme feliz; por eso muchas veces tengo la mirada perdida. Si algo me irrita, por ejemplo, al poco tiempo me digo que todo es absurdo; que nada tiene sentido. Por eso de alguna manera me he convertido en alguien inmune a las emociones. A decir verdad, lo único que le aporta paz a mi espíritu eres tú.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

30-01-2018.

Anuncios

2 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (LXXI)

  1. Després de la carta terrible i angoixant, la trucada desesperada d’ella, trobo que quan han parlat, tot i que ell segueix en la seva posició negativa, ella li ha donat una molt bona réplica quan li a dit “perdona” i ella ha afegit que és a ell mateix a qui ha de perdonar. T’ha quedat molt rodó.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s