UNA NUEVA ETAPA (LXXIX)

Estábamos sentados a los extremos de un gran sofá de tres plazas; Luis, cómodamente, con la espalda reclinada sobre el asiento; yo, expectante, ansiosa por conocer sus respuestas, decidida a salir de esa casa a la menor contrariedad.

-¿Y a qué viene ese repentino interés por Gabriel?

-Porque es un buen tipo; eso basta para que me interese -Contestó, con la seguridad que le era habitual, sin inmutarse ni sorprenderse por mi suspicacia.-. La gente que tiene un alma bella me atrae, y más si lo pasa mal. Y, por si fuera poco, sientes algo por él. Todo eso es motivo sobrado para que centre parte de mi atención en tu amigo.

-No obstante -Repliqué-, en su día me dijiste que también tú sentías algo especial por mí; y hace unos minutos has vuelto a hacerlo. ¿Pretendes que de verdad crea que te importa la suerte de alguien que por su natural modo de ser me ha llegado al alma, que es lo mismo que tú con toda tu soberbia ambicionas? Una de dos: o no te importo tanto como dices, y entonces te trae sin cuidado lo que haga; o bien eres un ser retorcido y maquiavélico que pretende que me encariñe con él utilizando las artes más perversas.

A pesar de la dureza de mis palabras, Luis no se molestó; no se inmutó lo más mínimo. Guiñó los ojos y esbozó una mueca donde se mezclaban la burla y una sonrisa condescendiente, al tiempo que se incorporaba y se dirigía a la cocina. La flema que mostraba me enardecía; me daba la impresión de que me despreciaba, o algo por el estilo.

-¡¿Qué pasa!?, ¡¿Por qué no me respondes -Grité, mientras le seguía. A diferencia de la primera ocasión, ya no me importaba estar en casa ajena; además, ésa no era suya.-!?

-Tendremos que cenar, ¿no te parece? Si tú no tienes hambre, yo sí. Pero tranquila; podemos seguir hablando sobre el tema; no tengo el menor inconveniente en responderte a cuantas preguntas me hagas. Siéntate en una silla y ponte lo más cómoda que puedas.

Había ahí una mesita rectangular para dos personas. Me senté en una de ellas y miré cómo Luis sacaba platos y copas de una alacena y un poco de fiambre de la nevera. Con el aire de un experimentado sumiller escanció el tinto de una botella en las copas y se llevó la suya a los labios, sin esperar a que yo asiera la mía.

-¿De verdad crees que debo considerar a Gabriel como un rival -Me espetó a bocajarro.-?

Bien es cierto que detestaba a su hermano, pero también a él le aborrecía.

-Cariño -Continuó. Esta palabra en sus labios empezaba a parecerme vacía de sentido.-, el único rival que yo podría tener, por razones obvias, es mi hermano.

Hablaba mientras se llevaba el fiambre a la boca; yo, en cambio, con el rostro ceñudo, permanecía impasible. Hasta eso había cambiado respecto a nuestro primer encuentro; parecían haberse trocado los papeles en el aspecto gastronómico.

-Has conocido a un chico que te ha despertado algo y te llena. Me parece estupendo por ti. Pero, sinceramente, entre él y yo hay una diferencia de peso; y es que yo dispongo de todo el tiempo que quiera. Me gustaría tenerte pronto, pero también entiendo que quieras tener otras experiencias; y que él, después de todo lo que ha pasado, también se merece disfrutar; y creo que no estaría con nadie mejor que contigo. Pero, como ya te he dicho, el tiempo no es un problema para mí.

-Puede que no lo sea su falta, pero sí su exceso -Le atajé, de manera mordaz. Me gustaba atacar su soberbia con mi aguijón si me daba pie a ello.-. Hace un momento me diste a entender lo dura que se te hacía la inmortalidad; no pretendas negármelo ahora.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

08-02-2018.

Anuncios

2 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (LXXIX)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s