UNA NUEVA ETAPA (XCVII)

Cuando abrí la puerta encontré a Jean Claude en su cama; estaba incorporado, con el torso desnudo, poblado de abundante vello. Se apoyaba contra el cabezal y sostenía el porro con la diestra, que caía inerte al lado del lecho. Con la zurda agarraba un manojo de apuntes que, desde donde me encontraba, me parecía un puñado de papeles arrugados y amarillentos, seguramente por el desprecio o la indiferencia con que los trataba. Frente a él, sentado en la silla del escritorio, se encontraba Luis, que en su posición inicial me daba la espalda; aquella espalda vigorosa que había conocido en su casa nueve meses atrás, cuando se cambiaba la chamuscada camisa; y más tarde, cuando en medio de mi insomnio contemplaba la placidez de su descanso, hecha un lío entre la admiración y el desprecio que me provocaba.

Ambos me miraron con cierta sorpresa, pero con benevolencia. Jean Claude, siempre con su eterna sonrisa de idiota; Luis, con una mueca indefinible, pero donde era obvio que no había la menor señal de estupidez.

-¡Laura -Exclamó el gabacho.-! ¡Buenos días! Perdona. ¿Te hemos despertado?

-¡Tú dirás -Respondí, enojada.-! ¡Mi habitación está al lado; y no dejáis de gritar!

-Perdona. Estamos estudiando. Tenemos examen mañana.

No sé el tiempo que tardé en reaccionar. Debieron de ser tan sólo unos segundos; la misma presión que sentía me impedía perder el conocimiento o ensimismarme. Pero entonces -estoy completamente segura- se me quedó una cara de idiota que competía hábilmente con la del gabacho; y éste, de no ser porque verdaderamente lo era, se habría visto reflejado en mí. Y es que mi expresión venía motivada por el desconcierto y a su vez por el esclarecimiento, después de que colocara aquella última pieza del rompecabezas y resolviera el enigma. Aquellos dos, el yonki y el… no sabía exactamente cómo calificarlo; ¡Aquello dos eran compañeros de clase! ¡¿También aquello era casual!?

-¿Que mañana tenéis examen? ¿Y por eso os descojonáis a pleno pulmón?

Pregunté, incrédula. Ahí el tema académico parecía lo menos importante.

La espesa nube de humo flotaba vaga por la habitación y de repente me abofeteaba, empujada por el viento que entraba por la ventana; y ello me sacaba más de mis casillas.

-Pero mujer, cálmate, que no hace falta que nos pongamos serios como si estuviéramos en un entierro; también tenemos derecho a relajarnos y a reírnos un poco -Intervino Luis. Parecía esperar su momento; el momento apropiado para hablar y poner el dedo en la llaga. Su manera de actuar; el hecho de encontrármelo con cierta frecuencia en el último mes, siempre en circunstancias imprevistas, me despertaba un fuerte recelo. Lo miré desafiante y le solté:

-¡Tú! ¡Quiero hablar contigo a solas!

Volvió a mirar a Jean Claude con una sonrisa que no sabría decir si era cómplice, irónica, pícara o qué. En cuanto al franchute, su aspecto de lunático lo decía todo. Con sus ojos parecía invitarle a aplazar su supuesto estudio para reunirse conmigo en una aventura que satisficiera una supuesta tensión sexual. ¿De verdad tenían examen al día siguiente? Jean Claude lo suspendería seguro. Ya me compadecía pensando en la suerte que correrían sus futuros pacientes, condenados a sufrir una muerte lenta y agónica después de una desastrosa operación, donde unos órganos se confundirían con otros y un bisturí aparecería olvidado junto a un hígado o un riñón.

Aquella mirada que se intercambiaron apenas duró segundos, pero se me hizo eterna. Fuera de mí, decidí atajarla:

-¡¿Qué coño estás esperando!? ¡Te he dicho que vengas!

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

01-03-2018.

Anuncios

2 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (XCVII)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s