UNA NUEVA ETAPA (CV)

-Ha sido maravilloso.

-Te dije que en mi habitación se podían ver las estrellas.

Así, de aquella manera tan íntima y tan especial, concluía aquel primer año. Un año que había empezado con muchas dudas por mi parte; con un cambio brusco de mis aspiraciones primeras, que de repente me precipitaba por un camino tan incierto como seductor. Pero el año había tomado forma cada vez más agradable. Primero con las chicas, dos grandes amigas con las que había pasado grandes momentos y a las cuales sentía ligada como si las conociera de toda la vida, por el afecto y la confianza que les tenía. Con Jean Claude no había hablado apenas; sólo durante aquel último mes, cuando ya todo acababa, había empezado a conocerlo; y, aunque estaba rematadamente chiflado, era un buen chico. Me pregunté si algún día volveríamos a coincidir.

Pero mi gran descubrimiento, la persona que había penetrado con fuerza hasta lo más hondo de mi alma; aquél que me había ganado el corazón sin siquiera proponérselo, había sido Gabi. Aquella mañana, cuando despertamos, desnudos y satisfechos por aquel paso, aquella unión pasional de nuestros cuerpos, nos abrazamos y nos besamos arrebatadoramente. Fue, por tanto, un despertar completamente distinto al que tuve después de hacerlo con Luis. Aquí no hubo remordimiento alguno, puesto que era a Gabi a quien amaba; era a él a quien me sentía enteramente ligada. Y, precisamente por ello; porque el despertar había sido tan distinto; porque nos amábamos tanto, nos costó tanto despedirnos. Pasamos una hora despiertos en la cama, sin hablar, mirándonos, comiéndonos a besos y recorriendo con las manos nuestros cuerpos.

¿Y qué podía decir de Luis? Que no dejaba de desconcertarme. Lo había aborrecido, pero él no dejaba de pegarse a mí como una lapa a una roca; siempre aparecía cuando menos lo esperaba, por más que quisiera quitármelo de encima. Y su perseverancia; su actitud arrogante, incluso, me dejaba muy pensativa. Durante el último es lo había visto casi a diario; habíamos convivido, de hecho; y se me había vuelto tolerable. Y aún más, le había pedido consejo sobre Gabi; y él parecía aceptarlo.

Así las cosas, con el comienzo de julio, Gabi y yo nos separamos. En la estación de trenes, frente a todos los que nos rodeaban, nos dimos el último beso hasta dentro de tres meses; y algunas lágrimas se nos escaparon. Sacó entonces un paquete de su mochila y me lo entregó.

-Ábrelo. Sé que te gustará.

Nerviosa y emocionada, quité el papel de regalo con la mayor delicadeza posible. Sonreí, abrumada por la sorpresa.

-¡Lo estaba buscando! ¡Muchas gracias!

-Sabía que te encantaría.

Se trataba de los dos libros de Harry Potter y las reliquias de la muerte. Era la parte que me faltaba; tenía muchas ganas de leerla. Abrí el primer tomo y leí la dedicatoria: Para Laura, la brujita que me ha hechizado el alma. Muchas gracias por tan hermoso conjuro. Gabi.

-Mientras yo escribo sobre ti, tú podrás acabar tu saga. Puedes empezarlo ahora, durante el viaje.

Le abracé con fuerza y le volví a besar al tiempo que anunciaban por megafonía su tren. Me quedé mirando cómo se alejaba, y al poco tiempo me fui a buscar mi vía. Subí al vagón y me acomodé. El tren iba muy vacío, supuse que por las fechas, algo que agradecí; así podía viajar más tranquila y centrarme en la lectura. Saqué el libro de la mochila y me quedé contemplándolo un rato; después volví a leer la dedicatoria, esas letras de trazo cuidado para hacerlas más bellas; esas palabras cariñosas que me conmovían sólo de pensar en la persona que las había escrito. Lo pensaba, y al tiempo me dolía recordar que no podría volver a devorarle la boca en tres meses. Miraba por la ventanilla, como tratando de apartar aquel dolor que me afligía el espíritu; como si quisiera hallar la imagen de Gabi en ese cielo azul y cálido; asirla con las pupilas y que su cuerpo se materializara a mi lado.

Así, embargada por la melancolía, llegó a mis oídos el monótono ruido del cierre automático de puertas. Ya se iniciaba el viaje cuando recibí un mensaje. Saqué mi móvil del bolso y leí: Es un buen libro. Disfruta del viaje.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

10-03-2018.

Anuncios

4 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (CV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s