UNA NUEVA ETAPA (CXV)

CUADERNO DE GABRIEL

LA GRAN BATALLA (III): CAE LA NOCHE

El rostro del anciano se esfumó, y en su lugar volvió a aparecer el de ella, que al momento se incorporó y se alejó en la dirección que le había indicado el sabio. Llegó hasta el sauce y lo contempló con detenimiento; lo rodeó y observó las pesadas ramas que se hundían en el lago y lo teñían de un color sanguinolento con sus flores turquesas, como aquéllas que se extendían en el suelo formando un mosaico, bajo el cual se hallaba la tapia que le había mencionado. Con gran esfuerzo consiguió abrirla. Entonces, con las últimas luces del día, vio la mortífera espada con la que había de segar tantas vidas, plateada, fría al tacto, como los besos de la muerte, que, indiferente a los ruegos que claman misericordia, les arrebata el alma. La empuñadura, dorada, brillaría con el sol de la mañana, como lo haría el filo, cuando los rayos del gran astro se reflejaran en él, como se había reflejado su rostro en el lago, y acaso con la energía que la condujera a la victoria.

Junto a la espada le sorprendió encontrar un objeto del que no le había hablado el sabio, pero que consideró que igualmente había de serle muy útil. Se trataba de un arco acompañado por un carcaj, dentro del cual había unas cuantas docenas de flechas. Le sería de gran provecho para los rivales que representaran un cierto peligro, y aún más para la caza; pues de otro modo no podría sobrevivir más que a base de frutos secos; y había de pasar ahí una temporada, no sabía cuánto; el anciano no se lo había especificado. Tendría que aguardar alerta, hasta conocer el siguiente paso; y, mientras tanto, ejercitar su cuerpo con la caza. Tal vez aquello fuera una etapa de aprendizaje, un entrenamiento, antes de acometer la lucha.

Se acercaba la temporada de lluvias. De hecho, aquella tarde ya refrescaba; y por la noche helaría. Se echó el arco con el carcaj y las flechas a la espalda y empuñó la espada con la zurda, y prosiguió su camino en busca de un lugar apropiado donde descansar. Tuvo que andar mucho. Al principio se sentía un tanto escéptica; no sabía qué era exactamente lo que buscaba. En aquel bosque frondoso todo eran arbustos y grandes árboles centenarios, quizá milenarios; pero en tan sagrado recinto se le antojaba que sería imposible hallar un lugar apto para el descanso.

Mas, cuando el frío empezaba a arreciar, vio una cueva que se enclavaba en la roca. Agarró la espada con concentrada fuerza, pronta para atajar cualquier peligro, y se adentró en ella. Había restos de un fuego reciente; la ceniza aún estaba calienta, y algún ascua agonizaba. Entonces supo que no estaba sola; o que, si lo estaba, otros habrían estado ahí antes que ella. Era difícil encontrar leña en medio de la oscuridad, por no decir imposible. Se ayudó de la luna llena y estrenó su espada en cortar pequeñas ramas, a la espera de que la siguiente mañana le diera una claridad de la que entonces carecía.

Le costó hacer fuego. Lo había visto hacer a otras personas, mas para ella era algo nuevo, y se cortó con las astillas. Se llevó las palmas de las manos a la boca con rabia para curarse as heridas y salió en busca de unas piedras, medio que le pareció más eficaz.

Así, con la lumbre de una raquítica hoguera, pudo aprovisionarse de más leña y calentarse el cuerpo; y, resguardada del frío y de las fieras, descansar unas pocas horas con las piernas encogidas, pegada al gélido suelo, tal como hicieran sus antepasados; mas ella con la misión de salvar su memoria y mantener su grandeza.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

22-03-2018.

Anuncios

3 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (CXV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s