UNA NUEVA ETAPA (CXXII)

CUADERNO DE GABRIEL

LA PARTIDA DE AJEDREZ (V)

Tocaba a su fin la arrogancia del avaro judío, vanidoso charlatán que con su demagogia revolucionaria fue llamado el elegido. Él había de liberar a los semitas de las águilas romanas; comenzaría una nueva era para su próspera tierra. Pero pagó su osadía y su presunción con el martirio. Ahora ese hombre de rostro oscuro y piel curtida; ese hombre de ademanes severos y bárbara lengua, a cobrarse cumplida venganza de tantos agravios se disponía.

Sin atisbo de duda, el imam se abalanzó sobre el indefenso y pacífico corcel que durante tanto tiempo apresado había; y, al segar sus tendones, al rey católico con nueva estocada hería. De su afrenta sabía cuál era el precio, pues en cambio de la del paquidermo, ofrecer debía la propia vida. Noble y oportuno sacrificio; el fiel escudero durante largos minutos había cumplido su valeroso cometido. La dama blanca acudió al auxilio de su consorte; blandió la espada para preservar el aliento el promiscuo viejo, y atravesó al clérigo de un certero golpe. Apoyada por su rey, a la rival encaraba; mas por poco tiempo la defendería el pusilánime monarca. Pues el infante de g agredió al de h; se abrió la columna para la torre, y nueva punzada al patético soberano le dio la augusta fortaleza.

Angustiado y moribundo cual el vetusto rey, el primer contendiente llevó la zurda al crono y paró el tiempo. Absurdo era prolongar aquella partida con un monarca casi muerto. Si éste se retiraba y el musulmán la cristiana dama capturaba, la torre blanca aniquilaría a su opuesta, encararía al astuto jeque y la segunda fortaleza asaltaría. Mas éste sería el fin de su iniciativa; la reina hereje hostigaría al rastrojo pendenciero en g3, apoyada en h4 por el veloz y oportuno infante; y, tras nuevo retroceso del blanco, en h3 le llegaría la muerte. Así se demostraría la gravedad de la fatal diagonal; la diagonal que desde la tercera jugada había controlado el calculador y codicioso imam, que al rival desde lejos había cortado la huida.

Aún sorprendidos, los espectadores lentamente se dispersaron. Rostros de decepción, no ya por el resultado, sino por la contundencia. Nadie esperaba duelo tan fugaz, derrota tan aplastante. El blanco no se había vendido; era demasiado grande su odio para trato semejante; tan grande como vergonzosa y humillante era ahora su pérdida. El otro, por contra, lo observaba con mirada burlesca, con una sonrisa irónica, exultante. Una lánguida partida; apenas veinte jugadas, media planilla. El católico firmó la suya y la entregó al árbitro con gesto indolente; la copia y aplastó con saña y la dejó con rabia. No la necesitaba; se había grabado e su memoria.

Gesto tan displicente halló su contraste en el otro, en el taimado guerrero llegado de Oriente. A todos saludó con alegría y respeto, y en su cartera guardó lo que para él era una reliquia; aquella memorable paliza, un grato recuerdo.

Los demás encuentros súbitamente ganaron interés; en ellos, después de aquella miniatura, se ocuparon las gentes. Siempre la eterna guerra del cristiano y el musulmán; del sable ondulante y la espada afilada; de la vieja Europa y del mundo de Oriente. Pero aquella tarde, cuando el sol caía, eran todos conscientes de que esa vez Alá había ganado la partida; el cielo se vestía de luto por el cristiano que moría; la luna creciente se vestía de rojo; del rojo de la católica sangre.

Partida narrada: Gomes vs. Gentil Netto, del Torneo Interclubes de Río de Janeiro 1942, comentada por el MI argentino Alejo de Dovitiis en su canal de Yo tuve Tácticos y estrategas.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

01-04-2018.

Anuncios

5 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (CXXII)

  1. M’ha semblat molt ingenyioso aquesta partida d’escacs: això de la rivalitat de les reglidions, etc. i aquest final fent un joc de paraules amb youtube… està molt bé; però (sí, hi ha un però, ho sento jajaja), res a veure amb la història, et recomano que li canviiïs el títol i la imatge de capçalera per no confondre als lectors. No ho faria passar com una història creada poer Gabriel, més que res és que trenca molt amb el ritme de la trama de la història principal.

    Le gusta a 1 persona

    1. jeje. Moltes gràcies, Lídia. Ja saps que l teva opinió és molt important per a mi, i que tots els peròs són ben rebuts. Si el dia de demà faig quelcom de profit amb aquesta història, els teus consells pots estar ben segura que els seguiré.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s