UNA NUEVA ETAPA (CLV)

-Perdona. No tenía previsto que esto pasara -le dije a Gabi más tarde, ya después de comer, cuando estábamos en mi cuarto, una vez acabada aquella situación tan incómoda-. Sé lo violento que se te ha hecho; pero con mi hermana a menudo ocurren cosas así. Nos queremos mucho, pero, precisamente por ello, necesitamos cada cierto tiempo tirarnos los trastos a la cabeza, para que luego el afecto sea más intenso.

-Ya veo. Algo así como el Yin y el Yang; como el agua y el fuego. Los extremos se tocan.

-Sí; algo así. Y mi madre, al hacerme ese comentario, prendió la mecha. Me sentí atacada, y tuve que defenderme; y al defenderme saqué el tema.

-Bueno, no te preocupes. Sé que no era tu intención. Por otra parte, ha sido una experiencia diferente. Podría haber sido una comida amena, tan rutinaria como todas; quizá hubiéramos pasado minutos enteros callados, tomando la sopa de ajo como un ritual sagrado, casi como si rezáramos en silencio; tal vez, por hacer más llevadera la reunión, alguien habría sacado un tema en algún momento dado; algo relacionado con la política o un chisme que afectara a algún vecino; o peor aún, tu madre, inquisidora inagotable, habría rebuscado en el magín de su curiosidad y habría hallado nuevas preguntas con que apabullarme. De modo que la discusión con tu hermana no ha sido tan mala. Ha sido, más bien, como una salvación que me ha enviado la providencia para huir del interrogatorio que me esperaba. Y, además, ahora ya conozco otra faceta tuya; y tengo más claro que no debo meterme contigo.

-Aunque me lo quisiera pintar de ese modo, sabía que la digestión no se le había hecho fácil; que escuchar nuestros gritos durante la comida había sido como oír a aquel pollo que se repartía descuartizado por nuestros platos chillar de dolor cada vez que alguien le clavaba el tenedor y le pasaba por encima el cuchillo. Pero era el modo de verlo, las palabras que me decía, su manera de excusarme, el comentario donoso acerca de la actitud de mi madre… Adobaba sus palabras con una dosis de comprensión y de ternura, con un humor tan delicado, tan propio de él, con una sonrisa en la que llegué a percibir destellos de la timidez inicial con que le conocí, que me devolvía la tranquilidad.

-No sé… Dime la verdad, ¿crees que soy una exagerada? ¿Crees que me pasé?

-No lo sé; es difícil juzgarlo. Sé lo poco que vi anoche y hace un momento; pero no estoy en tu cabeza. Cada persona tiene sus motivos para ver las cosas de una manera.

-Gabi, cariño, si mi actitud no te ha parecido adecuada, puedes decírmelo; no me voy a enfadar. Es que me da miedo que por temor te calles cosas, y que eso te haga pasarlo mal. Sólo dime lo que pienses.

-Gracias, tesoro. Te prometo que trato de ser imparcial. Tus argumentos me han gustado, y estoy de acuerdo con ellos. Además, al estudiar la misma carrera, yo también veo lo insegura que es la vida; lo peligroso que puede ser dejar una puerta entreabierta. Además, en tu caso eres mujer; una mujer está más expuesta, como has mencionado. Pero tu hermana no ha visto las cosas que hemos visto nosotros. De todas maneras, procura no pensar en la discusión; ya se os pasará.

Con la mano atrajo mi cabeza y me besó la frente, antes de buscar mis labios. No quería decirle que había algo más que me tenía alerta; algo que debía esperar un poco. Aquella risita, aquel rostro, habrían pasado desapercibidos en otra ocasión; habríamos comentado la anécdota divertidas, incluso. Pero ella me ocultada algo; y la razón empezaba a comprenderla.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

19-05-2018.

4 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (CLV)

  1. Vaig començar la història molt tard, però m’està enganxant igualment. Sempre m’ha agradat molt llegir diàlegs, ja que quan trobo fragments amb quatre pàgines seguides de descripció, la lectura se’m fa una mica feixuga. Tinc ganes de llegir el següent fragment ja!

    Le gusta a 1 persona

    1. jeje. M’alegro molt que t’agradi. Moltes gràcies. Jo no sóc de fer moltes i llargues descripcions tòpiques; no tinc bastant pràctica. Sí que m’agraden, però les psicològiques; i d’eixes en voràs unes quantes. Jo intento ficar diàlegs, però no sempre.

      Le gusta a 1 persona

Responder a Lídia Castro Navàs Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s