OTRA PÉRDIDA

No consigo olvidarte. Acaso sea porque tampoco quiero; porque sé cuán diferentes somos, y aún así te admiro. Porque sé que nunca fuiste mía, ni a ello aspiré siquiera, pues sabía cuán lejana e inalcanzable de mí estabas. Siempre fui consciente de mi nimiedad; de esa insignificancia, que se agrandaba aún más cuando te tenía cerca y experimentaba el agudo contraste entre ambos; esa mirada sagaz, ese juicio siempre atento y certero; esa palabra adecuada, razonada; ese proceder intachable.

Me empequeñecía sólo con verte y cruzar contigo un par de frases. Te veneraba en secreto, mientras callaba por vergüenza a que el traicionero verbo me derribara y me hundiera; pues el afilado hierro de tu voz cortaba implacable mis pobres réplicas, cuando con torpes movimientos intentaba dar una buena imagen; lavar mi orgullo y demostrar que aún desde mi propia nulidad podía crecerme.

Pero mis esfuerzos fueron vanos; siempre salí derrotado y humillado del combate. A pesar de todo, sin embargo, siempre guardé la esperanza de tejer un fino hijo que a ti me uniera; un frágil lazo que me permitiera gozar de tu amistad. Sabía que anhelar más no podía; que ésa debía ser mi mayor ambición. Consciente de mis límites, y de que aún objetivo tal podía ser ardua empresa, lo acometí suspirando por su conquista, con la idea que, si la cima alcanzaba, el sudor derramado a lo largo del camino habría valido la pena; disfrutaría de un preciado trofeo, que compensaría tanto dolores y quebrantos.

Mas propósito semejante tampoco me concedieron los hados. Intenté acercarme a ti, al tiempo que tú huías, mi bello ideal, cada vez más distante, más inalcanzable, sin siquiera la tímida confianza de los primeros días. Ni tú me diste razones de tu conducta, ni yo te las pedí. Me limité a llorar en silencio tu pérdida, al tiempo que aguijoneaba con tu ausencia y tu desprecio la herida que en mi alma dejaba lacerantes llagas.

Sólo tengo vagas sospechas de lo que pudo haber provocado mi caída, pero me he negado a someterlas a juicio e inquirirte; he preferido permanecer en la eterna duda, por temor a que la verdad me lastimara más. Es mejor conservar el recuerdo de los pocos momentos en que se cruzaron nuestras voces, cuando nuestros ojos intercambiaron miradas, antes que todo terminara.

Mi único y triste consuelo es pensar en cuantas cosas te gustaban y hacerte mía; en los razonamientos tan atinados que mee decías. Sólo así, emulando algunos de tus gestos, me engaño con la infantil ilusión de que vives en mí y que puedo acrecentarme al robar tu voluntad y mantenerte en mi recuerdo. ¿Hago algún mal? No lo creo. Y, si lo hago, te pido desde ahora que me perdones si en algo te he ofendido; pero, por más que no pueda tenerte y por muchos errores que cometiera, no me resigno a haberte perdido.

Acaso sea locura; acaso lo veas como pueril conducta. No me importa. Es mi destino. Siempre me he conducido guiado por los impulsos, por los caprichos de un corazón que late sin ritmo, sujeto a los más duros avatares, la mayoría de las veces empapado en lágrimas; pero no sé ni quiero obrar de otra manera. Sólo así, como un romántico suicida, que navega por el océano de sus desdichas, viajero sin patria, que nunca avistará tierra, siempre extraviado en el inmenso mar, muriendo por sed de amor.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

18-06-2018.

5 comentarios en “OTRA PÉRDIDA

  1. ¿Quién no se ha sentido enamorado de alguien que no le correspondía? lo malo de estos amores es que quedan en la sombra, como latentes en el recuerdo y cada vez que algo va mal pensamos en lo que pudo haber sido si él/ella se hubiera fijado en nosotros…
    Lo has sabido contar muy bien, la tristesa, la soledad, esa melancolía y el aferrarse al recuerdo.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Estrella RF Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s