VADE RETRO, TÍO SAM!

Recupero aquí una entrada del año pasado, pues se trata de un triste aniversario -otro de tantos- que no deben olvidarse, para evitar que se repitan. Hubiera querido ampliarla, pero me he visto ocupado en distintos avatares en los últimos tiempos, y por ello no he podido hacerlo. En cualquier caso, ahí va lo que en su día escribí:

Otro 11-S, otro año más. Los estadounidenses, especialistas en sacar rédito de todo, incluso de sus propias desgracias, homenajearán hasta la saciedad a las miles de víctimas inocentes que murieron en 2001, y persistirán en su táctica de alimentar los odios contra un supuesto enemigo, en realidad creado por ellos mismos, para mantener el miedo y el espíritu nacional, para que incluso en otros países se les tenga como salvadores, como un imperio necesario. Mientras tanto, la industria armamentística sigue avanzando. Y siempre, por supuesto, cuidando de difundir la amnesia que hace olvidar cómo Estados Unidos desestabiliza sociedades con bloqueos económicos, cómo manipula la información y cómo fabrica dictadores según le conviene.

Ocurrió a principios de los ’70 del siglo XX, después de que el socialista Salvador Allende ganara las presidenciales de Chile. Allende llevó entonces a cabo varias medidas para modernizar su país y sacarlo de las garras del capitalismo, que había creado una sociedad marcadamente desigual, cuya élite, como de costumbre, estaba al servicio del imperio. Entre las medidas tomadas por el gobierno de Unidad Popular se encontraba la nacionalización de las minas de cobre, en manos de las grandes compañías yankis. El presidente Nixon, que había hecho lo posible por evitar la elección de Allende, con una campaña de desprestigio y financiando económicamente la campaña de la derecha, emprendió entonces un bloqueo destinado a estrangular a Chile; desestabilizarlo y presentar a Unidad Popular como el culpable de ese caos. Fue una táctica paciente, que duró más de dos años, para crear una atmósfera irrespirable en el país suramericano, al tiempo que se alimentaban los odios y se financiaba con armamento al ejército.

Finalmente, el 11 de septiembre de 1973 llegó el momento decisivo: las fuerzas armadas dieron un cruento golpe de Estado, que terminó con el asesinato del propio Allende y la instauración de una feroz dictadura que volvió a dejar grandes diferencias sociales y empobreció al país. Fue un período muy convulso y desgraciado para Chile, enmarcado en el contexto de las dictaduras del Cono Sur de esta década, pero representativa de las mismas, a causa del magnicidio. En la época de la Guerra Fría no iba a consentirse que ningún país se desviara de su órbita; ya habían tenido suficiente con la pérdida de Cuba.

Hoy día, 43 años después de aquel fatídico 11 de septiembre, y extintas la URSS y la Guerra Fría, Estados Unidos trata de desestabilizar otro país latinoamericano. Las mismas técnicas, ya tan conocidas: demonización del rival, fabricación de noticias falsas, financiar la oposición y ocultar alimentos para generar caos en el pueblo. No es de extrañar. Ya lo dijo Monroe en el siglo XIX: América para los americanos; ése era su Continente, e iban a dominarlo -Los corolarios posteriores han ampliado su doctrina hasta hacerla mundial-. Estados Unidos lleva décadas detrás del petróleo venezolano. Mucho me temo que ocurra lo mismo que en aquel triste 11 de septiembre de 1973, y que Obama o su sucesor ataque a otro de nuestros hermanos.

ALLENDE (Mario Benedetti)

Para matar al hombre de la paz

para golpear su frente limpia de pesadillas

tuvieron que convertirse en pesadilla

para vencer al hombre de la paz

tuvieron que congregar todos los odios

y además los aviones y los tanques

para batir al hombre de la paz

tuvieron que bombardearlo hacerlo llama

porque el hombre de la paz es una fortaleza

para matar al hombre de la paz

tuvieron que desatar la guerra turbia

para vencer al hombre de la paz

y acallar su voz modesta y taladrante

tuvieron que empujar el terror hasta el abismo

y matar más para seguir matando

para matar al hombre de la paz

tuvieron que asesinarlo muchas veces

porque el hombre de la paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz

tuvieron que imaginar que era una tropa

una armada una hueste una brigada

tuvieron que creer que era otro ejército

pero el hombre de la paz era tan sólo un pueblo

y tenía en sus manos un fusil y un mandato

y eran necesarios más tanques y más rencores

más bombas más tanques más oprobios

porque el hombre de la paz era una fortaleza

para matar al hombre de la paz

para golpear su frente limpia de pesadillas

tuvieron que convertirse en pesadilla

para vencer al hombre de la paz

tuvieron que afiliarse para siempre a la muerte

matar y matar para seguir matando

y condenarse a la blindada soledad

para matar al hombre que era un pueblo

tuvieron que quedarse sin el pueblo

Resultado de imagen de salvador allendeResultado de imagen de salvador allende

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

11-09-2018.

9 comentarios en “VADE RETRO, TÍO SAM!

  1. Muy buena entrada, los EEUU son maestros en manipular, los ejemplos son incontables, siempre han buscado como ampliar su poder saltando por encima de quien sea, como dice Trump, 1º América (como si solo ellos fueran América), 2º América y 3º América…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s