EL FIN DEL ASEDIO

*

Basado en el reto de Lídia Castro de relato de cien palabras con temas de ajedrez y noche vieja:

La última noche del año. Una noche como otra cualquiera; con su fresco aire jugueteando por el cielo; con su ardiente luna, que vergonzosamente escondía parte de su faz, como el espía apostado detrás de una puerta; con su firmamento estrellado, con aquellos lejanos soles salpicando como traviesas gotas de agua al oscuro manto.

Pero no. Aquélla no era una noche cualquiera. Encerraba un misterio, alimentado por las vivas luces y un ambiente festivo que se contagiaba a todos los ánimos. Y ese misterio traía consigo el ansia por satisfacer tan hondo deseo.

Eran ya muchos meses de medias palabras, de cenas románticas, de risas cómplices; de noches despiertos hasta entrada la madrugada. Ella había marcado el ritmo; había marcado las distancias. Siempre había mediado entre ambos el mayor respeto, la complicidad más absoluta; pero sus labios aún no se habían unido; entre ellos ni siquiera había habido un discreto beso. Era un momento especial, sagrado; y ella quería estar segura de que no era una más; quería tener la certeza de que él lucharía por ganarla, por hacerla suya.

Él había entendido desde el principio el arduo reto que tenía que afrontar; y sin objeción alguna había aceptado el desafío. Era aquel corazón un enorme castillo, una fortaleza que debía asaltar. Táctica y estrategia, recordó. Era uno de los poemas de Benedetti que más le gustaban; pero se podía aplicar al caso. Era su partida; una emocionante partida de ajedrez. Cómo amaba las combinaciones en el tablero, las variantes arriesgadas, los sacrificios… ¿Se sacrificaría él por ella? ¿Qué duda cabía? Llevaban ya cerca de medio año; ella le había demostrado lo difícil que era de conseguir; se había agrandado aún más a los ojos de él; había adquirido un extraordinario valor; y él, por su parte, con su perseverancia, con su constancia, había dado buena muestra de su coraje y entereza; de la firmeza de sus sentimientos y de la rectitud de su alma. Durante aquellos meses, a pesar de tan duras pruebas, con sus obras le había dicho cuánto la amaba.

Aquella noche finalizaría la partida.

Cenaron en casa de ella, a solas, bajo la tenue luz de las velas, con una suave música de fondo. Sus ojos se buscaban en medio de la penumbra; él ya vislumbraba su victoria. Ella se mesaba el cabello, reía nerviosamente, jugaba con el tenedor; sus gestos le revelaban que daba por acabada la lucha; que las últimas defensas estaban ya rendidas.

Aquella noche ignoraron cuanto a su alrededor sucedía; no vieron los fuegos artificiales que festejaban el cambio de año, ni se atragantaron con las uvas. Sus bocas, en cambio, por primera vez en tantos meses se encontraron; sus lenguas se entrelazaron; y se saborearon el uno al otro. Fue su primer beso; un beso épico, pasional, eterno; el fin de tanto ardor reprimido; el comienzo de los más salvajes desenfrenos. Y es que aquella noche se saciaron de tan prolongada espera. Él fue suyo; ella fue suya.

Reto de Lídia Castro:

Esa noche podría haber sido un fin de año como otro cualquiera, de no ser porque ambos sabían lo que ello consigo traería, el fin de tan larga espera. Durante meses él la había asediado, codicioso de su corazón, anhelante de sus labios; mas ella había impuesto una dura prueba. Él, gustoso de aquel reto, lo afrontaba como una partida de ajedrez. Asaltaría la fortaleza con todas sus armas hasta doblegar las defensas de la hermosa dama. Su recompensa llegó cuando sus bocas se encontraron; cuando sus lenguas se saborearon en medio de aquel beso épico, pasional, eterno.

*Aclaro que el contenido que hay junto a la imagen es autoría de Lídia Castro.

Autor: Javier García Sánchez,

Desde las tinieblas de mi soledad.

03/01/2019.

3 comentarios en “EL FIN DEL ASEDIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s