AURORA, POR NIETZSCHE

Normalmente los libros de Nietzsche que leía eran extraídos de la amplia biblioteca de mi padre, Antonio García Ninet, que es un experto en el filósofo alemán. Éste  últtimo, no obstante, preferí comprármelo; pues las ediciones que tenía mi padre eran antiguas; y temía estropeárselas. Pero tuve suerte; lo conseguí por la editorial Tecnos, con […]

Leer Más "AURORA, POR NIETZSCHE"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCIX)

-Bueno… Pero ya sabes que eso no es todo. -Sí; lo sé. Después de morir tu madre, tu hermana se marchó hacia la frontera; ya debe de haber salido del país. Tras la guerra no le quedaba nada; o eso piensa ella, porque te cree muerta. Es esa desesperación lo que le hace alejarse tanto, […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCIX)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCVIII)

Fuimos al único café que quedaba, un tugurio que en su día había recibido a algunos pocos parroquianos y que con grandes dificultades se había mantenido, pero que ahora salía a flote por carencia de competencia. Lo regentaba una mujer, la esposa del anterior dueño, fallecido como tantos otros en la guerra, con la ayuda […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCVIII)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCVII)

Estaba sentada sobre unas rocas de aquellas ruinas cuando de repente observé que un hombre se me acercaba. Su aspecto se me hizo de lo más extravagante: tenía un sombrero de copa que le daba un cierto aire distinguido;cubría sus ojos con unas misteriosas gafas de sol que me privaban de la posibilidad de escrutar […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCVII)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCVI)

La señora Agustina regresó cargada con una bandeja. A pesar de lo que le había ocurrido y de la penuria en que vivía, no olvidaba la hospitalidad. Siempre había sido así de buena, así de atenta. Tal vez fue eso lo que le hizo sobrevivir; su suerte le importaba menos que la de los demás. […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCVI)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCV)

-Fue tan dura la idea de perderte, que tu madre se desmayó tan pronto supo lo del ataque. Nos costó reanimarla; tu hermana llamó enseguida al médico. Cuando volvió en sí, se pasó un buen rato llorando, pero ya no volvió a caminar. Pasó una semana en cama. Tu hermana y yo nos reunamos frecuentemente […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCV)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCIV)

Pero entonces, sumida en la compasión que me inspiraba la pobre mujer, no pude evitar recordar el principal objetivo de mi visita; y, a su vez, alarmarme ante la terrible noticia que ya vislumbraba como una sospecha que se materializaba en una fatal certeza. Temía la verdad, la respuesta que estaba a punto de conocer; […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCIV)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCIII)

-Sí; tiene razón. Es muy triste eso que me cuenta, señora Agustina. ¡Y dónde está su esposo? -Mi esposo murió el segundo mes después de empezar la guerra. -¿Qué ocurrió – Pregunté con sincera compasión. Sentí que un frío glacial me invadía. -Al poco tiempo de iniciarse las hostilidades se comprobó lo insuficiente que era […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCIII)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCII)

Entré en la casa de unos amigos de mis padres. La esposa, una mujer sexagenaria, con el cabello cano recogido en un moño, me abrió; estaba envuelta en un batín rosa pálido. Me hizo pasar al comedor, una sala muy espaciosa y muy bien amueblada, con un hogar de los antiguos, donde crepitaba la leña, […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCII)"

UNA NUEVA ETAPA (CCXCI)

He expuesto a grandes rasgos las repercusiones que tuvo aquella guerra relámpago a nivel mundial. Ahora voy a contar lo que encontré a nivel personal; cómo repercutió en mí toda aquella locura. Fue en febrero del año siguiente cuando pudimos emprender el regreso, tras cinco meses del conflicto bélico. Fue un viaje cargado de emociones. […]

Leer Más "UNA NUEVA ETAPA (CCXCI)"