LAS ARGUCIAS DEL IMPERIO (IX)

En este contexto se produce la llegada al poder de Hugo Chávez en Venezuela en 1998. Militar, en 1989 se sublevó contra las órdenes del entonces presidente, Carlos Andrés Pérez, que había mandado disparar contra un grupo de manifestantes que protestaban por sus medidas económicas y se posicionó en defensa del pueblo. El acontecimiento, conocido como El carazo,se saldó con más de 300 muertos.

En 1992 llevó a cabo un intento de golpe de Estado para derrocar a la oligarquía gobernante, que contaba con el beneplácito de Estados Unidos y había dejado una sociedad muy polarizada, con gran parte de la población con serios problemas de subsistencia y un elevado descontento entre las capas más bajas. Todo esto explica el auge de Chávez, un líder carismático que cerró el grifo al petróleo barato que recibía el tío Sam, que lo vio como un enemigo, como a alguien a quien había que desprestigiar, como a tantos otros, antes de eliminarlo.

El presidente socialista, que palió las hambrunas que sufría la gente y redujo las deásticas diferencias entre clases, pronto aumentó su prestigio, y revalidó su mandato en unas elecciones que los yankis no reconocieron como válidas. Los gringos, por su parte, empeñados en su concienzuda campaña de destrucción del rival, dieron su apoyo a la derecha, que había gobernado el país durante medio siglo, para que regresara al poder; y, cuando comprobó que por medios democráticos no lo conseguía, optó sencillamente por no presentarse a los comicios y tacharlos de fraudulentos. Mientras tanto, los gringos estrechaban el cerco del presidente con reiteradas acusaciones y bloqueando el país, para conseguir las consabidas crisis de subsistencia y que la población se mostrara tan descontenta, que impulsara un alzamiento. Y, por si faltara algo, la derecha llevaba a cabo motines y atentados que generaran caos, para poder justificar la demanda de una intervención. Y los medios de comunicación, como de costumbre, cerrarían los ojos a los problemas nacionales o a las crisis de otras partes del planeta para focalizarse en el caso de Venezuela y captar las conciencias de las masas, tradicionalmente borreguiles y manipulables; y -lo peor- manipulando imágenes y falseando la información; como cuando se presentó el estallido de una bomba al paso de un vehículo como un asesinato ocasionado por el gobierno, cuando fue un asesinato perpetrado por la derecha oligárquica.

Pero la manipulación informativa también hay que leerla en clave nacional; pues, si Venezuela importa a los yankis, las derechas de todo el país usan al país sudamericano para atacar a sus rivales y desviar la atención de sus múltiples casos de corrupción.

Pasó en México en 2018, donde PRI y PAN, los dos grandes partidos nacionales, viendo el auge en las encuestas de Andrés Manuel López Obrador, con un programa progresista, como el que había tenido en su época de gobernador de México DF, le acusaron de chavista y alertaron a los electores del grave riesgo que corría México de convertirse en una nueva Venezuela. Por suerte, los mexicanos abrieron los ojos, y cerraron las puertas al bipartidismo.

No ocurrió lo mismo en España, donde Podemos, el nuevo partido de izquierdas, que había catalizado el descontento popular y se perfilaba como una seria amenaza contra el bipartidismo de PP y PSOE, fue objeto de una campaña difamatoria, donde los contactos de este partido con el gobierno venezolano se emplearon como cortina de humo para tapar la corrupción del PP, el primer partido imputado en la historia de la democracia española.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad.

12-02-2019.

4 comentarios en “LAS ARGUCIAS DEL IMPERIO (IX)

      1. Tan sencillo como que soy venezolana y vivo en Venezuela, es inútil iniciar una argumentación en este tema específicamente, porque nadie me va a contar mejor la historia de mi país y las consecuencias del abuso de poder por parte de éste último dictador, porque las vivo en carne propia. Venezuela es eso, un país joven que en toda su historia solo ha tenido caudillos dictadores, en los últimos tiempos, partidos que se corrompieron y solo se repartían la presidencia entre ellos. ¿A quién le pareció excelente elegir a un presidente militar que inició un golpe de Estado? ¿No se aprendió nada de Marcos Pérez Jiménez? Tenemos memoria corta. Pero en ese momento histórico, eran otros tiempos. La “crisis” no la iba a resolver Chávez, por el contrario, nos vendió como país, vivo el comunismo en carne propia. Si eres de tendencia comunista olvídalo, seguro vives en libertad, y esta conversación no tendrá sentido.
        El chavismo me robó mi juventud, mi libertad económica, mi familia y mi futuro. Me podrán decir de todo, pero ojalá hubiese vivido lo que mis padres en su generación, eran libres y con un futuro próspero. ¿Qué me toca a mí? Observar cómo se aniquiló a un país.
        Qué ahora el caso Venezuela es algo geopolítico, sí, porque fuimos el cáncer e hicimos metástasis en toda la región. Ya los venezolanos no podemos hacer más nada, porque todo lo hicimos.

        Le gusta a 2 personas

      2. No voy a calificarme de comunista ni de ninguna otra clase; eso, al fin y al cabo, son etiquetas. Y las etiquetas conllevan una fuerte carga ideológica.
        Lo que sí me gustaría aclarar es en qué situación vivían tus padres -ya que has sacado el tema-. Dices que en libertad. ¿Y podían comer? ¿Cuál era la situación real que tenían? Podían vivir holgadamente? La llegada de Chávez al poder se dio a raíz de la profunda crisis en que se encontraba tu país. Al margen de eso, el asunto es muy complicado de tratar, pero ya expuse mi punto de vista en las diferentes entradas. Un saludo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s