EL COFRE

Escrito basado en el reto de Lídia Castro del mes de mayo:

Se había dormido con aquella bondadosa sonrisa; con aquella sonrisa inocente, reflejo de un alma tranquila, que emprende sosegada el camino onírico. Su alborotada cabellera, inusualmente larga, le cubría la cara; albos mechones se extendían por su frente y por las mejillas, y parecían querer acunarlo con sus caricias. Pronunciadas arrugas se dibujaban en todo su rostro; unas arrugas que delataban sus muchos años, que su desmesurado vigor y su optimismo, sin embargo, querían desmentir.

A la altura del pecho sostenía un cofre; la llave la guardaba celosamente entre su espesa y canosa melena. Nadie podía sospechar cuál era le llevaba a actuar así;a proteger aquello con tanto empeño. Nunca se separaba de la caja; nadie sabía que la llave se encontraba en él mismo. Era el único secreto que se había reservado. Él mismo había tenido acceso a semejante información en otro tiempo, relativa a otro hombre que se hallaba en similar situación; había sabido atraérselo, ganarse su confianza, para que se la confesara. Cuando el otro se percató de su imprudencia, ya era tarde; el segundo tenía lo que quería, y haría lo imposible por arrebatarle la pócima. El forcejeo se saldó a su favor; el primer hombre murió, y ahora era él el único depositario de aquel sagrado brebaje. Él no cometería el mismo error que su predecesor; no confiaría en nadie, por más que le adulara.

Agitado en su sueño, la sonrisa que había en sus labios se trocó de repente en una mueca de disgusto; sus blancas cejas se arquearon. Se movió convulsivamente en su lecho, balanceando el cofre, y de su boca brotaron violentas palabras, gritos y amenazas.

Tardó en relajarse. Parecía que la calma no era plena; que, si bien no un remordimiento, sí un cierto temor seguía anidando en su espíritu.

Cuando despertó, se llevó una mano a la cabeza y extrajo la llave de entre uno de sus mechones; abrió el cofre y lo contempló con mirada melancólica. El cofre estaba vacío; sus ojos se perdían en el vacío, en sus pensamientos, en sus recuerdos. ¿Qué era lo que supuestamente contemplaban sus doloridas pupilas?

Sus manos continuaban aferrando con firmeza el cofre, pero nada más; ningún otro objeto asían. En uno de los laterales de la caja había un reloj dentro de una esfera. Hacía mucho que había dejado de funcionar; la pila se había agotado cuando marcaba las 11:27. Cuando no miraba el oscuro vacío del cofre, sus pupilas se posaban en aquella hora. Había forcejeado mucho con el anterior propietario; no debía, al menos, negarle el recuerdo de aquel fatídico instante.

¿Cuánto valía su vida? ¿Era ésa la eternidad que anhelaba? Quizá el antiguo dueño no cometiera exactamente una imprudencia; quizá hubiera actuado así de manera deliberada, cansado del hastío que le producía la vida.

Se despertó cuando una enfermera le puso la mano en el hombro. Estaba empapado de sudor; había tenido fiebre. Era la hora del medicamento.

Reto de mayo de cien palabras de Lídia Castro. Un cofre y un sueño.

Aquel hombre de luenga cabellera cana reposaba con una bondadosa sonrisa, relajado. Sus manos estrechaban un pequeño cofre contra su pecho. Entre los albos mechones de su cabeza, escondida, se hallaba la llave que celosamente guardaba. Sumergido en aquel sueño, ajeno a temores, sabía que nadie podría privarle de esa dicha.

Pero entonces se agitó en su lecho; gritó y se despertó asustado. Cuando despertó, abrió el cofre y contempló su hondo vacío, hundido en sus pensamientos y en su melancólica.

Entonces una enfermera le puso una mano en el hombro y lo despertó. Era la hora del medicamento.

reto-mayo

Autor: Javier García Sánchez,

Desde las tinieblas de mi soledad.

05/05/2019.

5 comentarios en “EL COFRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s