YO, EL EMPERADOR

Escrito presentado a reto del grupo Lectores y artesanos literarios, de Andrea Gastelum/Mar Aranda:

Me han llamado ambicioso; me han llamado dictador; me han llamado asesino. ¡Calumnias! ¡Palabrería barata! Quien habla es la envidia; la envidia y la impotencia para resistir mis certeros golpes. Sé que están asustados; que me temen; y, a falta de espadas y de soldados; a falta de balas y de cañones, son sus gritos y sus mentiras los que braman.

 

Algún día la Historia reconocerá mis méritos; las gentes sabrán valorar mi grandeza y seré recordado como el bravo general que trajo la paz al Continente y que supo escuchar las voces de sus pueblos; como el que, después de siglos de cruentas guerras, por fin consiga hermanar a todos los países que conforman toda esta vasta tierra bajo un ilustre linaje.

No fui yo quien le cercenó la cabeza a aquel rey inepto, tanto como todos los de su calaña; pero mejor está separada de su cuerpo que como guía del mismo. Los Borbones siempre han sido un lastre para Francia; ninguno de ellos merece de mí sino desprecio. Al único a quien, quizá, llevado de mi magnánima indulgencia, podría salvar, sería a aquel soberbio que se autoproclamó como el rey sol. Fue ése el primero que hizo brillar con potente fulgor nuestra bandera en todo el orbe y hacer que nuestros enemigos nos temieran.

Pero, si los Borbones de Francia son una casta abominable, ¿qué debo decir de sus parientes españoles? Son aún más lisiados de espíritu que los de acá. ¡Que no me digan que por sus venas corre sangre francesa! ¡No toleraré que nadie diga que su sangre es como la mía! ¡Al fin y al cabo, su apellido sólo lleva a la vergüenza! ¡Son una familia de inútiles y de pendencieros! Desde que cogieron el timón de nuestra Nación vecina, ésta va a la deriva, como las primeras naves que enviaron al Nuevo Mundo. Y seré yo quien les aseste el golpe de gracia. El rey Carlos, anciano y detestado por sus tratos de favor con el valido Godoy, será presa fácil. Junto a él vendrá su hijo, el favorito del pueblo. Quizá sea a éste, más que a la propia corona, a quien en verdad deba temer. El pueblo español es idiota, pero también orgulloso. Que le quiten sus reyes podría alborotarlo; y más si lo hace Francia, su país vecino, su rival hasta que emparentaron las dinastías. Conviene ser cauto en ese aspecto.

Portugal no me preocupa; es una Nación débil. Tan pronto como caiga España, ella la seguirá. Y lo mismo ocurrirá con los Estados alemanes, ese conglomerado disperso, las cenizas de un sueño, el del Sacro Imperio, que se esfumó en la nada. Sin una cabeza fuerte, también caerán. Ahí podré conocer al único a quien, aparte de mí, considero un hombre; al admirable Goethe, mi igual. El Imperio Austríaco tampoco me ofrecerá resistencia. Es una ingente zona, cargada de una bella historia y de una gran cultura, pero carente de un brazo firme. Son muchos los pueblos que lo conforman; no hay un alma alemana, o un alma eslava, que lo rija.

Inglaterra y Rusia acaso sean los auténticos y temibles rivales. La pérfida Albión siempre ha sido inexpugnable por mar; asaltarla será complicado. Además, tienen una alianza con los portugueses; podrían ayudarlos. En cuanto a los rusos, son un gigante dormido; disponen de una vastísima extensión, con regiones gélidas, como Siberia. Someter todo el país será difícil. Habrá que atacar en verano; primavera, como muy pronto, en previsión de una campaña larga.

Pero lo conseguiré. Nadie me hará sombra.Acallaré las voces críticas con mi espada; asentaré en los tronos europeos a los miembros de mi familia; y mis familias se respetarán. ¡Y, con el paso de los siglos, aunque yo muera, siempre seré recordado como Napoleón el grande, el emperador que unificó Europa!

 

62180666_1235169643341564_4792798948144185344_o

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad.

16-05-2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s