UNA NUEVA ETAPA (CCCXXXI)

-¡Joder, tía! ¡Eres una heroína! ¡Eso que me has contado te abre todas las puertas del imperio alemán!

-¿Cómo?

Tania estaba admirada de mi relato. Dio rienda suelta a aquel entusiasmo tan inesperado y me soltó aquella noticia, que todos sospechábamos, pero que nadie acababa de creer. Desde luego, que Tania la anunciara con tanta efusividad no era gratuito. No se alegraba por la solución de nuestras penurias; sino porque esperaba que la hiciéramos partícipe de nuestra suerte.

-¡Claro!¡Desde el principio fuiste partidaria del Reich!

-No. Espera. Yo nunca he sido partidaria de nadie; ni del Reich, ni de Europa.

-Sí; eso lo sé. Pero, al ponerte de parte de Narayan y tratar de salvarle la vida, es como si hubieras apoyado al imperio alemán. Por eso ni a ti ni a los miembros de tu equipo os ha pasado nada. Pero tú eras la capitana de tu grupo; y fuiste tú la que decidió no participar en aquel asesinato. Tiene que haber algún documento que lo demuestre.

-No. Nada. Todo se acordó de palabra.

-Bueno, pues hay que localizar a los miembros del grupo y que testifiquen en tu favor.

-No creo que lo hagan. Mi rebelión no les agradó nada.

-¡¿Qué!? ¡¿Pero qué tontería es ésa!? ¡Les salvaste la vida!

-Tania tiene razón – intervino Raquel-.

-Tendrías que volver a escribirle a Kevin. Él era el informático; tendrá los correos de los demás. ¿Y Hanna todavía no te ha respondido?

Ahora era Gabi quien hablaba. Se habían sumado a la conversación, y me presionaban. Compartían el entusiasmo de Tania; veían una gran oportunidad para salir de nuestra situación; y también, por supuesto, para ayudar a Tania, su gran amiga. Sólo por este último hecho la idea no acababa de agradarme.

-No. Aún no tengo noticias de ella.

Mentí. No pensaba decir nada con aquella arpía delante. Ya a solas con Gabi y con Raquel podría abordar el tema con calma.

-Es raro – continuó Tania-. Siendo alemana, no le habrá pasado nada; y su país está en perfecto estado; ninguno de los países contiguos pudo atravesar sus fronteras.

-Bueno, no importa. Me responderá en cualquier momento; éramos muy buenas amigas.

Lo único es que, si al final todo el grupo testifica en mi favor, ¿tendríamos que ir a Berlín?

-Seguramente. Es ahí donde está la Corte Central.

-y otra cosa: ¿se supone que que he de decir que me negué a participar en aquella barbaridad por comulgar con las ideas del Reich?

-Sí. Eso sería perfecto.

-Eso quedaría fatal. No habrá quién se lo crea.

-¡Laura, joder! ¡Parece que no hayas aprendido nada en todos estos años – exclamó de pronto Tania sin poder contenerse-! Aquí no es cuestión de principios; los principios son para los ricos. Aquí es cuestión de sobrevivir. Si tienes que mentir para que te den una gratificación, ¡hazlo! ¡¿Cómo esperabas salir adelante en tu carrera de abogada!?

-Eso ya no importa. De todos modos, quería ser criminóloga.

Pero ahora no hablo de principios, Tania. Toda Europa estaba enfrentada a Alemania; en nuestro grupo, todos hacían el vacío a Hanna. ¿Y se supone que yo comulgaba con las ideas del Reich? Seamos realistas, Tania: no hay quién se crea eso; no tiene sentido.

-Pues ha de tenerlo. Tú misma has dicho que Hanna te tenía mucho aprecio por haberla apoyado de una manera incondicional. Ella podría hacer algo.

Me había dejado llevar al contarle mi historia a aquella arpía. Ahora se nos presentaba un salvoconducto; pero no quería tener nada que ver con Tania. Y, en cuanto a Hanna, tampoco quería involucrarla. Por otra parte, no sentía que me debiera nada; y menos después de lo que había habido entre nosotras.

Autor: Javier García Sánchez,

Desde las tinieblas de mi soledad.

30/05/2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s