LA VOLUNTAD DE PODER, POR FRIEDRICH NIETZSCHE

Llevaba mucho tiempo queriendo leer este libro, la obra póstuma de Nietzsche.

Mi padre, admirador suyo -además de filósofo-, está escribiendo un libro sobre el autor alemán. Disponía de esta obra, mas quería tratar de conseguir una edición más moderna, debido a toda la manipulación de los escritos de Nietzsche a manos de su hermana y del régimen nazi; especialmente los últimos, que no fueron entregados a la imprenta.

Cuando finalmente obtuve el libro, por la editorial Edaf, empecé a leerlo con entusiasmo; mas pronto encontré errores de impresión; pues varias páginas aparecían cortadas; y -lo que era más inexplicable- había palabras que no tenían sentido en el contexto; palabras parecidas fonéticamente a las que debían ir en el texto.

Indignado, devolví el libro y pedí un nuevo ejemplar. Me respondieron que Edad era la única editorial que tenía el libro. Y el nuevo ejemplar aquejaba errores similares. No me quedó más remedio que tratar de resolver las palabras cortadas y rectificar aquéllas erróneas. Quizá ello me hiciera fijarme más.

El libro es espectacular.

Las grandes cosas exigen que no las mencionemos o que nos refiramos a ellas con grandeza: con grandeza quiere decir cínicamente y con inocencia.

Lo que cuento es la historia de los dos próximos siglos. Describe lo que sucederá, lo que no podrá ser de otra manera: la llegada del nihilismo. Esta historia ya puede contarse ahora, porque la necesidad misma está aquí en acción. Este futuro habla ya en cien signos; este destino se anuncia por doquier; para esta música del porvenir ya están aguzadas todas las orejas. Toda nuestra cultura europea se agita ya desde hace tiempo, con una tensión torturadora, bajo una angustia que aumenta de década en década, como si se encaminara a una catástrofe; tranquila, violenta, atropellada, semejante a un torrente que quiere llegar cuanto antes a su fin, que ya no reflexiona, que teme reflexionar.

El que aquí toma la palabra no ha hecho, por el contrario, hasta el presente, más que reflexionar; como filósofo y anacoreta, por instinto, que encuentra mayor ventaja viviendo apartado, al margen, en la paciencia, en la demora y el rezago, como un espíritu investigador y atrevido, que ya se ha extraviado de una vez en todos los laberintos del futuro, como un pájaro espectral y profético que mira hacia atrás cuando cuenta lo que vendrá, primer nihilista perfecto de Europa, pero que ya ha superado el nihilismo que moraba en su alma, viviéndolo hasta el fin, dejándolo tras de sí, debajo de sí, fuera de sí.

Porque no hay que engañarse sobre el sentido del título con el cual este evangelio del futuro será nombrado: La voluntad del poder. Ensayo de una transmutación de todos los valores. Con esta fórmula se expresa un contramovimiento en relación tanto con el principio como con la tarea: un movimiento que, en cualquier clase de futuro, destruirá ese nihilismo perfecto, pero que lo supone lógica y psicológicamente y que no puede venir absolutamente sino de él y por él. Pues, ¿Por qué es ya necesario el surgimiento del nihilismo? Porque, al llegar hasta sus últimas consecuencias, los mismos valores que hemos tenido hasta ahora son los que lo hacen necesario; porque el nihilismo es la resultante lógica de nuestros grandes valores y de nuestro ideal; porque debemos experimentar en nosotros el nihilismo para llegar a comprender cuál era el verdadero valor de estos ‘valores’… Alguna vez necesitaremos valores nuevos…

24/08/2019

20/09/2019

3 comentarios en “LA VOLUNTAD DE PODER, POR FRIEDRICH NIETZSCHE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s