VOLUNTAD DE PODER

*Escrito presentado a reto de Sadire, Emociones en 50 palabras:

Despacio. Muy despacio. Los granos de arena se filtraban por el minúsculo orificio. Ella, impasible, observaba su lenta caída, aguardando el fin de una existencia que desde hacía años se le había revelado como absurda. No valía la pena prolongar la espera. Nadie la recordaría; ella nada añoraría.

*Escrito basado en el reto de Sadire:

Había sido una decisión muy difícil. Durante años se había resistido a aceptar que algún día todo acabaría; que cuanto hubiera vivido, cuantos proyectos hubiera realizado, se hundirían en la nada.

A menudo se encerraba en su cuarto, especialmente en las tardes de invierno, cuando aún era niña, y pensaba en aquello; en cómo era posible que los demás murieran; en por qué sus seres queridos habían de perecer. No comprendía esas historias tan contradictorias; que alguien hubiera creado el mundo y toda la vida; que ese alguien fuera todopoderoso e infinitamente bueno; y que a su alrededor hubiera tanto sufrimiento. Le dolía ver que había gente que lo pasaba mal; pero lo peor fue cuando tuvo que experimentarlo en carne propia; cuando vio morir a sus abuelos; cuando se vio presa de las enfermedades. Siempre había sido una niña cariñosa, buena. Si había alguien tan misericordioso y con tanto poder, ¿Por qué permitía que lo pasara tan mal? ¿O acaso se deleitaba con sus angustias y las de sus semejantes? Fuera cual fuese la respuesta, se le hacía descorazonadora: o no había nadie, y la muerte significaba el fin; o había alguien que no podía ayudarle; o ese alguien era un sádico que se merecía la muerte más cruel que pudiera imaginarse.

Los años se sucedieron mientras reflexionaba acerca de tales ideas; y, una vez en el instituto, con el apoyo de tantas lecturas y enseñanzas, concluyó que sus primitivas sospechas tenían una base fundada; que eran demasiadas las paradojas que encerraba ese estúpido mito que de pequeña trataran de inculcarle. Ahora veía claro que ese supuesto ser omnipotente no era más que una invención de unos pocos; un instrumento a través del cual un puñado de personas se aliaba con el poder político de cada país para dominar a la masa ignorante. Acaso no todo el pueblo formara parte de ese rebaño acrítico; mas quienes escaparan al control de las élites serían una minoría, y se verían arrastrados por todos aquellos infelices que, angustiados por la idea de desaparecer sin dejar rastro, como ella en sus primeros años, no habían sabido escapar a aquella neurosis colectiva.

Pero, si había conseguido esquivar aquella burda falacia que había dominado cerebros más débiles, no por ello se sentía mejor. Frente a ella ahora todo era nihilismo. Su vida, igual que la de cuantos la rodeaban, carecía de sentido. En ningún momento había podido elegir; nadie le había preguntado si quería nacer. De repente sintió que traer hijos al mundo era un acto tremendamente egoísta, cargado de vanidad; y se prometió nunca llevar a cabo un acto semejante.

Su vida en adelante se caracterizó por sombras. Vivía por inercia, sin objetivos, consciente de lo fútil y efímero que era todo. Pero, si no había podido elegir que empezara su vida, quería, al menos, elegir cuándo terminara. No era fácil; le daba miedo. Pero sabía que, si no daba el paso, lo haría la naturaleza. Nada tenía sentido. Tenía que ser en diez minutos o en cincuenta años; y, llegado el momento, todo desaparecería. Al menos quería poder gozar del poder de elegir; y hacerlo antes que el cuerpo se marchitara y los dolores fueran insufribles.

Y ahora asistía a los últimos minutos; al instante en que se desplomaban los últimos granos y se paraba inexorablemente el reloj de su existencia.

 

wp-157790617363084151737885891419

Autor: Javier García Sánchez,

Desde las tinieblas de mi soledad.

10/01/2020.

3 comentarios en “VOLUNTAD DE PODER

Responder a Javi Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s