UN CARÁCTER REBELDE

*Reto de julio de Sadire, Emociones en 50 palabras:

En el estudio se recreaba, abstraída, frente al inmaculado lienzo. Concentrada en cada color, en cada forma, daba vida a aquel otro mundo por ella creado. Bañaba el pincel en la paleta con un gesto delicado, casi sensual, y su mente alcanzaba la paz con cada trazo, con cada suspiro.

*Escrito basado en el reto de Sadire:

Pasaba largas horas recluida en aquel estudio, donde sus obras se agolpaban sin orden por el suelo, apiladas unas junto a otras, cubiertas por sábanas para impedir que se dañaran al contacto con los rayos del sol; si bien éstos entraban discretamente, pues la joven había tomado la precaución de correr la cortina, que permanecía siempre echada. El resultado era favorable, no sólo para la perfecta conservación de los cuadros, sino también para su labor creadora. Solía buscar aquella soledad, rodeada por la penumbra o una luz suave, como la que iluminaba la estancia al caer la noche; una luz amarillenta, mortecina, acorde a su temperamento soñador y reflexivo, que la invitaba a buscar el silencio para hundirse en sus pensamientos.

Nadie en el pueblo comprendía aquella actitud; que gustara tanto de encerrarse en aquel estrecho habitáculo con olor a pintura, y que rehusara el contacto con los demás; que hubiera rechazado la mano de algunos de los hombres más acaudalados de la región y prefiriera mantener su independencia. Raros eran los cuadros que vendía; no pretendía enriquecerse con ellos. Pintaba por pasión; para dar una salida a las tormentas que azotaban su alma. Quien contemplara sus obras hallaría ahí las ideas que vagaban por su mente, esparcidas con el curioso lenguaje de Apolo.

Algunos llegaron a tomarla por loca; por una pobre mujer que había perdido el juicio. Ninguna mujer en sus cabales habría rechazado a varones de alta alcurnia; ninguna huiría por voluntad propia del trato con la sociedad para sumergirse entre las sombras; ninguna viviría con semejante descuido, entregada por completo a un arte que ni siquiera usaba como medio para obtener ingresos. Acaso por ello, algunas personas, atraídas por las maneras de la extravagante muchacha, y guiadas por un cierto sentimiento de compasión, le habían comprado algunos cuadros; otras, temiendo que no supiera hacer un correcto uso del dinero, le habían llevado comida.

Ella agradecía tales gestos con una tímida sonrisa y una ligera inclinación de la cabeza; pero rara vez se extendía en la plática. Tras alguna excusa se retiraba a su modesta habitación y se entregaba a sus sueños. Enfrentaba el lienzo con decisión; bañaba el pincel en la paleta con un gesto delicado y sensual a un tiempo, con la atención concentrada en cada ángulo, en cada forma.

Vestida con un camisón blanco, con la azabache melena cayéndole por los hombros, con algunos rizos acariciándole las mejillas, creaba sus mundos; esos mundos que sólo algunos lugareños conocían, aunque lo más probable era que ni tan sólo los comprendieran. Unos mundos que mostraban la miseria humana, el lado más absurdo de la existencia.

Sólo al caer la media noche, con las calles desiertas, se aventuraba a dar un paseo. Encendía una vela para alumbrarse, ataviada con el mismo camisón y con un abrigo, y salía de su escondite para recibir el frío aire de la noche y recorrer taciturna aquellos pasajes adoquinados por donde durante el día transitaban tantos coches de caballos. Su silueta se reflejaba en los blancos muros por donde pasaba; ella la veía de soslayo, pues su mirada concentrada apuntaba al camino empedrado, a las reflexiones que la atenazaban, a los sueños e inquietudes que en su mente moraban.

 

Autor: Javier García Sánchez,

Un loco bohemio.

Desde las tinieblas de mi soledad.

05/07/2020.

3 comentarios en “UN CARÁCTER REBELDE

  1. Me ha encantado tanto el micro, como el texto. He podido imaginar perfectamente a la joven y las miradas que suscitaría…
    Por cierto, a pesar de que no pusiste el enlace, te lo he incluido yo misma en la entrada de participantes.
    Besacos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, Sadire. Es que intenté compartir la publicación, pero no me aclaré, y me supo mal molestar.
      Muchas gracias por tu atención y por tu comentario. Me alegro mucho de que te gustara.
      Besos.

      Me gusta

Responder a Javi Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s