MANIFIÉSTATE (III)

Manifiéstate contra todos esos periodistas pagados por la casa real para defenderla; contra aquéllos que tienen la desvergüenza de justificar los latrocinios del campechano y contra quienes optan por echar toda la miierda sobre el abuelo de titanio, con el fin de que así los descendientes queden libres de sospecha. La típica táctica tantas veces utilizada: decir que era cosa del pasado, pero que el hijo nada sabía, y que hay que darle una oportunidad, hasta que delinca; y, si se le pilla, saldrá ante las cámaras y dirá, con su cara más chistosa: “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir.” Hasta que pasados unos meses o unos años se descubra un nuevo escándalo. Pero en este país siempre ocurre lo mismo: se conceden nuevas oportunidades. No importa que se investigue en el historias de los Borbones y aparezcan todos con escándalos, desde la megalomanía de Felipe V hasta la corrupción de Carlos IV e Isabel II, pasando por el cinismo asesino de Fernando VII. Y ahora, además, nos hablan del futuro reinado de Leonor. Lo cogen con tiempo; empiezan a mentalizar a las nuevas generaciones para que vean como algo normal el acceso al trono de la niña, una niña que cobra más de cien mil euros por no hacer nada. Y eso cuando hay gente durmiendo en la calle y pidiendo para comer. ¿Qué niño gana ese dinero? C

Manifiéstate contra un rey que te roba y le da más de sesenta millones a su ex amante; contra el partido que se compra una sede con dinero público, contra esa mafia que envía a casa de su ex tesorero a un tipo disfrazado de cura para que se apropie de documentos compremetedores… Pero ten en cuenta que no puedes acaparar toda la atención de los medios; que tú no eres el único perjudicado por las medidas restrictivas. Hay muchos colectivos afectados. Piensa, por ejemplo, en las putas. Yo nunca he osado tratar en un sentido laboral con una de esas profesionales graduadas en la Levinsky’s University de Nueva York, con una maestría en sensualismo y muchas corridas en toda la ciudad; y admito que si lo hubiera hecho, mi estado anímico, mi autoestima y hasta mi salud serían de mejor calidad. Pero cada uno tiene un carácter; y yo no estoy para intercambiar fluidos con cualquiera. Y eso a pesar de que dos usaron sus artes perversas para seducirme. Pensando en la entereza que mostré en ambos casos, llego a dudar de que sea humano.

Pero bueno… Esto no va de mí, sino de las putas. Durante dos meses y medio permanecieron cerradas las puertas de los prostíbulos, del mismo modo que ellas tuvieron que cerrar sus piernas. Y nadie se acordó de ellas. Obviamente, tampoco podían ofrecer sus servicios por la calle, debido al cautiverio, ni dar polvos en línea o por encargo, como tú. Sin embargo, querido hostelerito de mi alma, los más mierda sólo se hicieron eco de tu colectivo. ¿Acaso te crees especial? ¿Te has parado a pensar en lo desamparadas que se sentirían las putas, las frandes olvidadas? Acaso permanecerían en el recuerdo de sus fieles clientes, quienes habrían grabado a fuego las escenas más tórridas y las curvas de infarto de esas mujeres; pero, ¿de qué les habría servido? Sin trabajo, denigradas por la sociedad.

Ahora bien: ¿realmente tienes motivos para manifestarte? A parte de si eres uno de esos fieles clientes de las licenciadas levinskyanas, deberías pensar en si les pagabas a tus empleados el sueldo que les correspondía. No sé. Igual les pagabas seis horas y trabajaban doce; y si eso lo llevas haciendo sistemáticamente durante, pongamos por caso, veinte años, te has ahorrado una pasta gansa. ¿Y declarabas todo lo que ganabas? Lo pregunto porque quizá al final tendrías que callarte y pagar tú.No sé. Piénsalo.

Autor: Javier García Sánchez,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

17-02-2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s