DURA LEX, SED LEX

El agente anotó con gesto concentrado los datos del hombre que estaba frente a él. Éste esperaba a que el guarda terminara el trámite; estaba tranquilo, sin remordimientos de conciencia, sin sensación de culpa. Otro policía aguardaba junto al primero sin quitarle la mirada de encima al sujeto, en previsión de algún posible intento de fuga, por más que ello fuera absurdo, dado que ya lo tenían identificado. En cuanto a la posibilidad de que pudiera realizar alguna agresión, le daba risa sólo imaginar que pudieran sospechar tal cosa; su cuerpo, más que atlético o robusto, era débil; y no hacía falta registrarlo para saber que estaba desarmado.

Cuando acabó su labor, el agente le devolvió la documentación:

-Para la siguiente ocasión no olvide llevar el bozal bien subido. La multa es lo de menos. La multa tiene efecto disuasorio; ahora usted se irá con el disgusto de tener que abonar veinte mil pesetas, y por eso se cuidará más de no volver a infringir la ley. Pero lo más grave de todo es el serio peligro en que pone a cuantos le rodean.

-Disculpe, agente. Comprendo que ustedes cumplen con su deber, y no les pido que me quiten la multa; he violado las normas y acato las consecuencias. Per hay algo en todo esto que no acabo de comprender. Usted me dice que por llevar el bozal por debajo de la nariz soy un peligro potencial para cuantos me rodean; que puedo contagiar un virus que les provoque la muerte. Sin embargo, está perfectamente permitido que un ciudadano se baje el bozal en la vía pública para fumar y que me eche encima el humo, a pesar de todas las sustancias nocivas que tiene el tabaco. Pero es que esto no es sólo ahora, sino desde antes de la pandemia; desde siempre, para ser exactos. ¿sabe usted, saben ustedes -se corrigió- la cantidad de gente que muere cada año por enfermedades relacionadas con el tabaquismo? Si sólo fueran los fumadores activos, sería su problema y me callaría; pero, ¿por qué tiene que envenenarme una persona y el gobierno no dice nada? Y eso por no mencionar que en el momento de bajarse el bozal para fumar ya pueden propagar virus;y no dejan al descubierto sólo la nariz, como yo.

-Caballero, ése es otro asunto. Nosotros nos encargamos de hacer que se respete la ley; si la ley no le gusta, es asunto suyo. Trate de reunir quinientas mil firmas y presente una iniciativa legislativa popular al Congreso; y, si el Congreso la aprueba, se prohibirá fumar en las calles. Pero, mientras tanto, fumar en la vía pública es legal, y no llevar puesto el bozal o llevarlo bajado es delito.

-Sí; eso lo comprendo. Lo ún co que quisiera es que me razonaran la lógica que lleva a prohibir una cosa y permitir la otra. Porque, sinceramente, a uno empieza a darle la impresión de que la salud de los ciudadanos en realidad importa una mierda, y que todo esto no es más que una patraña para robarnos.

-Caballero, si eso es lo que quiere pensar, está en su derecho; nosotros ahí no podemos hacer nada. Ahora tenemos que irnos. Haga caso y póngase el bozal.

Ambos agentes le habían dado la espalda al individuo cuando volvieron a oír su voz. La noche se había hecho más espesa y lúgubre; el aire soplaba raudo y la temperatura había descendido. El hombre, pese a que estaba ligero de ropa y sentía un poco de frío, trataba de sobreponersecon el calor que le proporcionaba la indignación por el atropello a que era sometido. Mientras aquellos policías le brindaran la oportunidad de desahogarse, lo haría. Ninguno de los tres parecía haber advertido que ya se había superado el toque de queda.

Autor: Javier García Sánchez,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

19-02-2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s