APUNTES DESHILVANADOS DE UNA MENTE PERTURBADA (III)

Ahora quisiera mencionar mi contacto con Clarissa. Para explicar quién era debería retrotraerme a quince años antes, cuando se cruzó por primera vez en mi vida. Era mi segundo año en Ciencias Políticas, y en verano me había instalado en un piso compartido en la avenida Rosa Luxemburgo, en una zona muy céntrica, hasta lujosa, a pesar de lo cual la habitación era muy barata. En aquella sazón ya ansiaba independencia e instalarme en Moscú. Un año antes había realizado un primer intento, al irme a la calle Smerdiakov con Antopov y con un majadero del pueblo al que conocí en el tren cuando íbamos a la facultad; estudiaba enfermería, y no sé por qué le caí bien. Pues bien: con ellos me instalé en un piso donde había, además, un bielorruso y un siberiano. El piso estaba en muy mal estado; tenía aluminosis, se le caían las paredes y, por supuesto, la dueña había puesto un falso tabiqueque hacía más pequeño el comedor y formaba una habitación minúscula donde apenas cabían la cama, un esscritorio con la silla y un armario empotrado. Era inhumano, pero acepté quedarme ahí. Al fin y al cabo,, tenía ventana a la calle; la habitación del bielorruso, ni eso; era un cuarto trastero. Además: lo que quería era independencia. Para mí acabar las clases a las 21:00 y regresar a casa dando un paseo de diez minutos era todo un avance. Incluso se me hacía relajante el ruido del tranvía, que pasaba por aquella calle y se oía desde mi dormitorio.

En cualquier caso, el piso estaba en un estado lamentable, y la dueña era muy estúpida, Por más que pagáramos dos mil rublos, gastos incluíios, aquello no compensaba. El siberiano decidió marcharse y yo me dispuse a ocupar su dormitorio. Cuando se lo dije, sin embargo, estalló en cólera; empezó a gritarme amenazante y me dijo que me largara. Después se disculpó y hemos vuelto a hablar, pero no le perdono lo que me hizo. Al parecer, para que la dueña le devolviera la fianza buscó un sustituto, un tipo ucraniano que en su origen también despertó las suspicacias de Antopov, y que fue el detonante que nos hizo abandonar el piso.

Después de pasarme el primer año universitario en el pueblo, durante el verano volví a buscar piso; y encontré el de la avenida Rosa Luxemburgo. Y mi gran sorpresa, el día en que fui a verlo, fue cruzarme con un tipo a quien conocía de Filología Eslava. Apenas tuvimos trato, pero se estableció entre nosotros una especie de confianza; por eso cuando lo vi que era seguro que me quedaba en el piso, y que iba a tener buena compañía.

Aquel verano lo pasé con aquel tipo -otro catalán- con un lituano y con un estonio. La convivencia era muy agradable, pero había un problema: la persiana de mi cuarto estaba rota; eso significaba que por la mañana me despertaba a primera hora. Se lo comuniqué al dueño, pero en todo el mes de agosto no apareció el persianero. Lógicamente molesto, en septiembre me negué a pagar, lo cual me supuso la expulsión. Según supe la noche en que me notificaron el despido, el siberiano y el lituano tenían alquilado todo el departamento y alquilaban las dos habitaciones restantes; y ellos habían sido los responsables de mi expulsión.

Pero bueno… Enas noches antes de tan trágico desenlace, cuando fui al piso, encontré a una rubia muy hermosa; me dijeron que era nuestra nueva compañera. Por desgracia, todo quedó en una broma. El caso es que, aún no acierto a saber cómo lo hice, tuve el atrevimiento de arrodillarme frente a ella, mmirarla a los ojos y hablarle en verso, como un caballero a una princesa medieval. Aquel fue mi primer contacto con Clarissa.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

02-05-2021/03-05-2021.

2 comentarios en “APUNTES DESHILVANADOS DE UNA MENTE PERTURBADA (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s