MOMENTOS ESTELARES

Escrito para el grupo Nada nos detiene, presentado a la página Escritura semanal. Décima consigna, tercera opción: tres escenas de mii vida que me han marcado:

La primera de todas tuvo lugar hace muchos años; tantos, que a decir verdad no tengo más que recuerdos borrosos, cada vez más difuminados a medida que pasa el tiempo, acaso distorsionados por el conocimiento concreto de lo que ocurrió. En ella aparezco en el hospital con mi padre. Tengo menos de cuatro años; me acaban de operar de un tumor cerebral que me marcaríaatoda la vida y hace unos días que salí del coma después de un mes. Mi padre se encarga de darme ánimo a pesar de mi debilidad; juega conmigo con cochecitos y con pedazos de madera, me pone música de flash dance y me ayuda en la rehabilitación, tomándome de la mano para que camine y vaya recuperando poco a poco el equilibrio.

En la segunda estoy ya en casa con mis hermanos y mis padres; es de noche. Esos momentos se me hacían especialmente tiernos, más incluso que cuando era de día. Me encantaban esas reuniones familiares, sobre todo si había tormenta y se iba la luz. Entonces uno iba cuidadosamente a la cocina en busca de un cirio y regresaba con él encendido; la vela en medio de la mesa del comedor nos alumbraba tenuemente, dejando cuanto nos rodeaba en la penumbra, mientras nos enfrascábamos en animadas pláticas. Luego regresaba la luz, y aquello me apenaba, porque rompía con la magia del momento; del mismo modo que me apenaba que mis hermanos empezaran a salir con sus amigos.

La tercera corresponde al día en que nos regalaron a mi perro. Debía de tener diez años, y no me terminaba de creer aquello. El perro de unos amigos de mis padres acababa de tener una camada, y un mes después fuimos a recogerlo. Indeciso entre uno blanco y otro negro, el dueño de la tienda me dijo que le haría un favor si escogía al segundo; y yo le entendí mal y escogí al primero. Durante los trece años que pasé con ese caniche fui muy feliz; lo quise mucho.

En la cuarta regreso del instituto envuelto en un llanto amargo. Es mi segundo año y sufro un brutal acoso físico y psicológico que me hhace detestar el instituto y todo el pueblo. Durante ese año y el siguiente les insistí a mis padres en que quería cambiarme de centro. Asistía a clase aterrado y regresaba con lágrimas. Entonces fue cuando empecé a dudar del sentido de mi vida y cuando tuve mis primeros pensamientos suicidas, única manera de escapar a un dolor que me había perseguido desde los tres años.

En la quinta tengo veinte años. Regreso de la facultad. Estoy en la habitación de mis progenitores cuando mi padre me dice que se va a divorciar; a mí me invade la alegría y le pregunto cuándo nos vamos. Y es que la verdad era que no soportaba a mi madre, que siempre nos había calumniado a ambos. A él por ser su esposo y tener unos celos enfermizos; y a mí porque me daba cuenta de lo que hacía y me oponía. A mí me humilló de la manera más cruel: atribuyó todas mis palabras a la lesión cerebral y a una supuesta locura. Hace falta ser hija de puta.

La sexta tuvo lugar hace seis años, cuando conocía a la mujer que hoy es la dueña de mi corazón. Fue de una manera muy casual, con todos los tintes de una novela. Creo que ninguno de los dos sabía que en unos meses iniciaría una relación tan hermosa y tan romántica. Es una mujer excepcional, siempre muy atenta y detallista. Ella insiste en que si algún hombre la merese, ése soy yo, aunque lo cierto es que creo que ninguno puede esrar a su altura. Esa mujer tan especial ha abierto un claro de luz en las tinieblas que ensombrecen mi existencia.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

04/07/2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s