SÓLO LA PUNTITA (III)

Pasaron los días, las semanas, los meses… Eva cada vez se mostraba menos locuaz y más osca con su compañero, que apenas la reconocía; se irritaba con una facilidad pasmosa, al tiempo que su vientre se hinchaba. Él la temía; no se atrevía a perturbar su silencio; esperaba que fuera ella la que tomara la palabra. Hasta que llegó la noche en que la mujer despertó en medio de fuertes dolores; unos gritos que lo despertaron.

-¡¿Qué pasa!? ¡¿Qué te ocurre!?

-¡Me duele horrible!

-¡¿Dónde!?

-¡Ahí abajo! ¡Donde ya sabes!

-¿Puedo hacer algo por ti?

-¡Síi! ¡Cállate y deja de chingar! ¡Ah! ¡Cómo duele, carajo!

-¿Pero qué es lo que sientes?

-¡Adán, cabrón, éste no es el momento! ¡Si salgo de ésta, ya te lo cuento! ¡Ah, carajo! ¡Creo que me estoy muriendo!

-Si estuviera aquí padre, te sentirías mejor.

-¡Sí, venga, llámale! ¡Anoté su número entre las hojas de marihuana! ¡No te jode! ¡Adán, cabrón, ya te he dicho que no menciones a ese hijo de la chingada! ¡Mejor aún: cállate, por favor!

Así trancurrieron cinco horas, hasta que nació el primer niño.

-¿Eva? ¿Te ha salido una criatura del mejillón?

-¡¿Y yo qué carajo sé!? ¡Sólo sé que me sigue doliendo horrores! ¡Que tengo un bicho dentro que me está matando! ¡Si agarro al pinche viejo verde que me ha hecho esto le arranco las canicas y se las hago tragar!

El segundo fue ya más rápido; nació al cabo de una hora. Aliviada ya de los dolores y consciente de la situación, Eva vio tan sorprendida como Adán lo que había sucedido.

-¡¿De verdad he sido yo!? ¡¿Esas dos criaturas estaban dentro de mí!? ¡Ozú! ¡Esto es fabuloso! ¡¿Te das cuenta, cariño!? ¡Ahora somos como el viejo verde! ¡Ya no es él el único que puede generar vida! ¡Nosotros también lo hemos hecho!

-¡Ave María putísima! ¡Primero comemos el fruto prohibido y ahora esto! ¡Padre nos va a matar!

-¡Y dale! ¡Que cuando te viene la vena pendeja no tienes remedio, hijo! El viejo verde nunca nos ha querido; eso para empezar. Y para continuar: teníamos que morir igualmente desde que nos desterró; de modo que no hemos perdido nada.

-¡Pues a ver ahora qué vamos a hacer! ¡Habremos creado vida, pero esa vida hay que alimentarla!

-Pues mejor. Así ya tienes una excusa para ponerte en forma. O aprendes a usar la jabalina, o nos morimos de hambre.

-¿Y si nos comemos a las criaturas?

-¡¿Pero qué dices, animal!? ¡Tócales un dedo y te meto de hostias que te hago guapo!

-Bueno, vale, no te pongas así; sólo era una sugerencia. Pero habrá que hacer algo.

-De momento podrías empezar por encender un fuego y salir por el desayuno.

-¿Y a los niños, cómo les vamos a llamar?

-No sé. De entrada se me ocurre que al mayor, “Caín”; y al segundo, “Abel”.

-¿Qué nombres son ésos?

-“Caín” porque fue el primero que cayó; y “Abel” por la cara tan estúpida y tan graciosa que pusiste cuando dijiste aquello de ‘Pues a ver ahora qué vamos a hacer’.

-¿De verdad crees que es el mejor momento para hacer chistes malos?

-Mira que eres rancio. Intento arrancarte una sonrisa y no hay manera. Después de la noche que he pasado, podrías alegrarte de que ya todo haya acabaddo y de que esté viva. Además: ahora ya sabemos lo que me pasaba. Todo ha terminado; ahora volveré a abrirte las piernas. Eso debería entusiasmarte.

-No te digo que no me entusiasme; me entusiasma mucho. Pero también pienso en lo que se nos viene encima.

-Deja eso por ahora. ¿De verdad te preocupa? Pues haz lo que te he dicho. Prende un fuego y sal a buscar el desayuno. Lo único es que estas criaturas no veo que puedan comer; y no dejan de llorar. ¡Uy, mira, si uno me agarra la teta izquierda! ¡Creo que es Caín! ¡Me la está chupando! ¡Y lo hace mejor que tú!

-¡Ave María putísima! ¡Qué marrón!

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

08/09/2021.

2 comentarios en “SÓLO LA PUNTITA (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s