SÓLO LA PUNTITA (V)

-¡Cuánto tiempo! ¡Ya creía que no volvería a verte! ¡¿Pero qué estás haciendo aquí, en medio de este lugar, lejos de ese viejo asqueroso -preguntó con aire risueño. Entonces reparó en Eva, la miró de arriba abajo y continuó-!? ¡Ah! ¡Veo que el viejo por fin te dio una mujer a la que dominar!

-¿Dominar? ¿A quién? ¿A mí? ¿Este picha floja -respondió Eva en tono altanero-?

-Esta mujer es la fuente de todos mis males; por ella es que estoy aquí -alcanzó a balbucear Adán-!

-¡Ja -rió en tono divertido Lilith-! ¡Primero me rechazaste a mí; y ahora dices que ésta te ha llevado a la perdición!

-¡Serás cabrón -exclamó Eva, que se giró furiosa hacia Adán-! ¡¿No me habías dicho que yo había sido tu primera esposa y que antes de mí no había habido ninguna otra!?

-Calma, querida; yo te lo contaré todo -repuso en tono conciliador Lilith-. Antes que tú estuve yo; pero entre este picha floja, como tú lo llamas, y yo, no hubo nada. Traté de convencerlo para que nos acostáramos, pero no hubo manera; salió corriendo como una gallina a la que le fueran a cortar el cuello; le dijo a ese viejo asqueroso que yo era una mujer infame; que lo quería dominar. Entonces el viejo me desterró; pero le hizo una amiguita, por lo que veo.

-Según dice ese viejo asqueroso, a quien tú detestas tanto como yo, me creó de una costilla del amigo aquí presente; me dijo que debía rendirle obediencia y hacer lo que él quisiera. ¿Te lo puedes creer? Si fuera por él aún estaríamos sentados debajo de ese árbol como un par de pendejos. Ese viejo asqueroso nos prohibió comer el fruto del conocimiento; yo me negué, y lo convencí para que hiciera lo mismo; y ahora pretende culparme de su acción. ¿Acaso le forcé? ¿Acaso no fue decisión suya?

-No le des vueltas, cariño; no merece la pena que te acalores. Adán siempre ha sido un pusilánime. Buen chico, pero un cobarde sin personalidad. Hace algo, luego se arrepiente y echa las culpas a los demás. ¡Pero bueno -exclamó de repente-! ¡Veo que tú has conseguido más que yo! ¡Tenéis dos criaturas! ¡¿Cómo lo has conseguido!?

-Con mucha paciencia y con un buen par de tetas. Pero pasa, por favor, y siéntate con nosotros; te vas a quedar helada ahí fuera.

-Muchas gracias. La verdad es que sí tienes un buen par de tetas; lo reconozco. ¿Y las criaturas? ¡Son una preciosidad! ¡¿Cómo se llaman!?

-Caín es el mayor; el pequeño se llama Abel.

-Que te cuente de dónde se sacó los nombres; es muy gracioso -comentó Adán en tono huraño. No miraba a ninguna de las dos; tenía la mirada perdida en el suelo; se sentía acorralado por aquellas dos mujeres fatales que de repente parecían hacer amistad-.

-No le hagas caso. Está cansado porque no duerme bien; los niños nos despiertan mucho. Es un ingrato; no sabe apreciar la belleza de la vida, el acto de crear.

-¡Vaya! Bueno, tampoco me extraña. Después de cómo se portó conmigo, que aceptara coger ya fue todo un logro; no puedes pedirle peras al olmo. Entonces, ¿valió la pena?

-Por supuesto. Al principio lo pasé un poco mal, la verdad; tuve náuseas. Pero, ya ves, todo comenzó a cambiar cuando empecé a ordeñársela. Fue sorprendente; las náuseas se redujeron hasta desaparecer. Todos los días cada ocho horas necesitaba mi ración de leche condensada, como el antibiótico.

-¡Impresionante! ¡¿Con eso se te acabaron las náuseas!? ¡Pues menudo cambio, chica! ¡Yo quería ordeñársela y no había manera!

-Por suerte eso ya ha pasado. Al principio era muy reacio; le daba miedo que nos viera el viejo, decía. Pero fue probarlo y le encantó.

-¡Qué cabrón! ¡Después de las veces que me rechazó! ¡Y miedo a que lo viera el viejo! ¡Ese hijo de la chingada siempre me miraba cuando me masturbaba; y no por ello dejé de hacerlo!

-Eso mismo le dije yo. Costó, pero al final pasó por el aro.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

10/09/2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s