SÓLO LA PUNTITA (X)

Después de media hora de marcha en medio de la oscuridad de la noche, orientándose por la luz de antorchas, ambas mujeres divisaron un poblado de donde provenían varios fuegos. Se encontraban ya cerca y a sus oídos llegaban los animados gritos de alegría de sus ciudadanos, así como otras expresiones que denotaban un goce más desenfrenado. Apenas escuchó esos gemidos, Eva se sintió excitada y aceleró el paso, olvidándose del cansancio que empezaba a atenazarla tras una jornada de sexo salvaje que había conocido pocas horas de reposo. Al cabo de poco divisaron a todas aquellas personas envueltas en una bacanal; todas desnudas, sudorosas, gozando de sus cuerpos a pesar de las altas horas de la madrugada. Entonces les salió al paso un hombre alto y robusto, con los abdominales marcados y músculos en piernas y brazos; llamaba la atención el color rojizo de su piel.

-¡Lilith! ¡Cuánto tiempo! ¡¿Dónde te metes, perdida!? ¡Te hemos echado mucho de menos!? ¡Pero veo que te lo pasas bien! ¡Vaya! ¡Te olvidas de los amigos y te vas por ahí! ¡Y ahora regresas embarazada! ¡¿De cuánto estás!?

-Hola, Lucio -respondió Lilith con una sonrisa de alegría-. Perdona. No creas que me olvido de vosotros. Cuando te explique lo que me ha pasado, lo comprenderás todo:

Hará cosa de seis meses oí unos berridos de bebé en el bosque. Como podrás imaginar, me sorprendió aquello; una no espera oír berridos de bebé en el bosque. El caso es que me acerqué; y entonces encontré en una cueva a Adán, aquel desgraciado que me repudió y que se fue corriendo a llorarle al viejo verde; el mismo pendejo que hizo que aquel hijo de la chingada me desterrara. Tienes que conocerlo. Es pendejo como él solo, pero muy buena persona; y todo un semental. El pobre estaba tirado en el suelo; en cuanto me vio se quedó sin palabras, con cara de idiota, aunque creo que es la que tiene siempre. Ésta es su esposa, la madre de las criaturas que lloraban -dijo, señalando a Eva-. Ese viejo asqueroso la creó de una costilla de él, según asegura ella que le contó el viejo, con la esperanza de que fuera sierva de su hombre. ¡¿Te lo puedes creer!? ¡Sierva de ese pendejo! Naturalmente, ella no se dejó; de hecho, se reveló contra el viejo. Mordió el fruto prohibido e hizo que Adán lo mordiera; y el pinche viejo, rabioso, los expulsó. Es un encanto. Gracias a ella he conseguido coger con aquél que tanto se me resistió; él es el padre de las criaturas que llevamos dentro.

-¡Ja -excamó con una carcajada de triunfo Lucio-! ¡Así que el viejo verde continúa haciendo cagadas de las suyas! ¡Ojalá reviente! ¡Sólo tiene odio por dentro!

¿De modo que tú eres Eva -dijo, dirigiéndose a la otra-? Eres realmente preciosa; se nota que el embarazo te sienta bien. Y además una mujer con carácter, como me gustan. Creo que te sentirás muy a gusto entre nosotros.

-Muchas gracias; eso mismo creo yo. En cuanto a lo que ha dicho Lilith, poco tengo que añadir. Sólo que yo no hice que Adán mordiera nada, como ya dije en su momento; lo mordió él porque quiso. Si no tiene personalidad o es un pusilánime, ése es su problema. Pero es buen tipo -replicó Eva en tono serio-.

-¡Ja -exclamó nuevamente Lucio en tono festivo-! ¡Me encanta! ¡Desde luego, eres una mujer con mucha personalidad! ¡Ya entiendo por qué habéis encajado tan bien y por qué has estado desaparecida durante tanto tiempo, bandida! ¡Por favor, acomodaos y coged todo lo que podáis -exclamó, mientras se alejaba de las dos mujeres sin dejar de reír-!

-¿Quién es ése -preguntó Eva cuando el otro estuvo ya a cierta distancia-? Es muy simpático; y la verdad es que está realmente bueno. ¿Por qué se aleja? ¿Adónde va? La verdad es que me encantaría coger con él.

-¿Verdad? Ya tendrás ocasión.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde el fuego de mi perversidad.

22/09/2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s