SÓLO LA PUNTITA (XV)

Lucio les salió al encuentro:

-¡Lilith! ¡Celebro que esta vez no te demoraras en regresar tanto como la última vez! ¡¿Pero qué es eso tan hermoso que traes contigo!?

-Es Adán, el tipo de quien te hablamos; pero yo no lo calificaría así. Creo que deberías revisarte la vista.

-¡Ja! Tú siempre tan mordaz -rió Lucio-. Ya sabes que me refiero a esa preciosidad que llevas colgada del pecho. Se nota que ha sacado la belleza de la madre.

-Muchas gracias. Es Anne Marie, mi primera y última hija.

-¡¿Cómo -preguntó en tono de sorpresa Lucio!? ¡¿Es que no piensas tener más!?

-Ni aunque me maten. Preferiría que me atravesaran las tetas con un hierro candente y que me empalaran boca abajo. ¡Ave María Putísima! ¡Lo mal que lo pasé durante el parto! ¡Me dieron ganas de matar a Eva! Fue ella la que me dijo que valía la pena.

-Bueno, tú espera. Dentro de unos años estoy seguro de que se te habrá pasado el disgusto y querrás tener más.

-Espero que cuando llegue ese momento me recuerdes mis palabras de ahora.

-Ya veremos… Y ahora sí -dijo, mirando a Adán-, ¿éste es el tipo tan afortunado que está con vosotras? Ahora entiendo que lo paséis tan bien y que tengas una niña tan lozana. No es sólo que su madre sea muy hermosa, sino que su padre está extraordinariamente bien dotado -dijo Lucio, que contemplaba con admiración el cuerpo del hombre, que con su gran falo erguido examinaba impresionado el del otro-.

-Estaba pensando exactamente lo mismo de ti -repuso Adán con la cabeza gacha, sin dejar de observar con una especie de golosa envidia el miembro del otro-.

-¡Ja! ¡Que no te impresione eso -dijo Lucio con su buen humor-! No pretendas compararte conmigo, querido; ten en cuenta que soy una divinidad. Ahora bien: salta a la vista que tú eres el primero de los hombres; eso se nota en la excelencia de tus formas y en el vigor de tu soldado, mayor que el de tus congéneres.

-No había tenido ocasión de reparar en eso.

-Supongo que no habrás tratado con muchos hombres.

-Pues no, francamente. De hecho, sólo había tenido trato con el viejo, y ahora contigo; es decir: si es que puedo referirme a vosotros como hombres. En cuanto a mujeres tampoco es que haya conocido demasiadas; sólo a mis esposas.

-Ya veo. Y cuando dices que sólo has tenido trato con tus esposas, pero no con hombres, ¿quieres decir que te gustaría probar qué es lo que se siente con un hombre?

-¿Qué quieres decir?

-Ya has visto a tus esposas tener sexo entre ellas. ¿Te imaginas tener sexo con otro hombre?

-¿Cómo? ¿A mis esposas con otro hombre?

-Este tipo es más tonto de lo que me habíais dicho -dijo, mirando de repente a Lilith-. Creo que mejor será que te haga una demostración -repuso, dirigiéndose nuevamente a Adán. Se puso detrás de él, forzándolo a arrodillarse a cuatro patas, y empezó a penetrarlo analmente-.

-¡Ah! ¡¿Pero qué haces, bestia!? ¡Esto es lo que yo hago con mis esposas!

Ante los gritos de dolor de Adán, los demás concurrentes cesaron en sus juegos sexuales para contemplar la escena. Lucio cabalgaba con entusiasmo y lleno de ardor encima de Adán, que gemía desesperadamente, hasta que se apagó dentro de él. A continuación le hizo incorporarse y lo ordeñó ávidamente. Adán, que había sido sorprendido y había pasado por un momento tan incómodo, recibió su recompensa. La cara de Lucio quedó embadurnada por aquella sustancia gelatinosa; él se relamía y limpiaba apasionadamente el falo del otro. Ya saciado, se incorporó, lo miró con la flamante sonrisa de su dentadura brillante y perfecta, le besó en la boca y le preguntó:

-¿Y bien? ¿Qué te ha parecido?

Adán, todavía desconcertado por lo que acababa de vivir y recuperando el aliento, tardó unos segundos en reaccionar.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde el fuego de mi perversidad.

02/10/2021-03/10/2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s