GÉNESIS (XXII)

-¡Ave María Putísima! ¡Lo que hay que oír -gritó Lilith, que se paseaba de un lado a otro de la caverna con los brazos y la mirada alzados al techo, sin dar crédito a las palabras del otro, como si invoccara a alguien. Sus pupilas, que siempre habían estado rebosantes de alegría, ahora arrojaban tremenda ira, que brotaba de la indignación por haber sorprendido a los dos hombres-! ¡El tipo que desafió al pinche viejo dice que es débil! ¡El mismo tipo que hace milenios me acogió, cuando aquel hijo de la chingada me expulsó! ¡Estaba completamente perdida, desamparada! ¡Entonces apareciste tú -y en este momento se giró hacia Lucio, como arrojando toda su furia contra él-! ¡Me salvaste, me diste todo lo que no me había querido dar ese desgraciado -dijo, mientras señalaba a Adán sin quitar la mirada de Lucio-! ¡Y ahora, después de tanto tiempo, después de todo lo que hemos vivido juntos, me engañas con el mismo tipo que me traicionó! ¡Y todavía tienes la desfachatez de decirme que eres débil!

-Mujer, tampoco es eso; creo que estás sacando las cosas de quicio -respondió Lucio, que trataba de recobrar el aplomo-. Ya sabes que el sexo es muy importante para mí; que opino que todos deberíamos gozarlo sin tabúes. Por eso me he acostado con Adán; y ése es el mismo motivo, a fin de cuentas, por el que vosotras vais casi todas las tardes a coger a Sodoma.

-¡Con la diferencia de que vosotros lo sabíais! ¡En ningún momento se os ocultó nada!

-Bueno… Eso no es del todo cierto -intervino de repente Adán, que parecía haber estado aguardando pacientemente la ocasión-. Te recuerdo que la primera vez fuisteis sin decirme nada; cogisteis a mis espaldas y me tuvisteis todo el día preocupado y con las criaturas muertas de hambre.

-¡¿Y hasta cuándo nos lo vas a echar en cara!? ¡¿O es que nos lo vas a estar reprochando por toda la eternidad -bramó Lilith, que se sentía presa de la rabia-!?

-¿Quién está reprochando nada -respondió Adán con una calma que exacerbaba y desconcertaba aún más a las dos mujeres. Los chamacos, que habían acudido tras oír los coléricos gritos, observaban con curiosidad la escena-? Yo no reprocho; yo sólo aporto información para que el discurso se ajuste a la verdad. Entiéndeme, por favor, Lilith: no digo que mientas, al menos intencionadamente; sólo que se te puede haber olvidado algún detalle. Pero no hay reproche en eso.

-¡¿Pero serás cabrón!? ¡Cómo disfrutas hijo de zorra! ¡Míralo -dijo, volviéndose a Eva, que se había quedado paralizada-! ¡Ahí está, sentado como si nada, tan tranquilo! ¡A mí va a darme un infarto y el tío como si nada! ¡Y el otro también! ¡Ahí está, con todo el ganso embadurnado de leche condensada!

-Como te iba diciendo -retomó la palabra Lucio-, creo que sacas las cosas de quicio. Puede que Adán haya sido un poco vengativo, pero vosotras también os habéis burlado de él. ¿Acaso no os lo merecíais? Y durante todo este tiempo, ¿acaso no habéis seguido cogiendo? En cuanto a lo de que yo tomara parte en esta charada, pues creo que de alguna manera también está justificado. Por una parte, tú pretendiste endosarme una niña contra mi voluntad; y, por otra, dados los comentarios que me hacíais ambas sobre vuestro marido, parecía que lo tuvierais en poca estima, francamente. Dadas vuestras burlas, ¿cómo podía molestaros lo que pasara entre nosotros? ¿o lo que hiciera él con su vida, mejor dicho?

-¡Él sabía que nos tenía preocupadas -respondió Lilith, que empezaba a sentirse acribillada por las acusaciones de Lucio-!

-Bueno, ¿y qué? Después de todas las perrerías que me habíais hecho, ¿acaso no os lo habíais ganado? Por cierto: esto sí que es un reproche -respondió ácidamente Adán-. Y ahora, dado que todo ha quedado aclarado y ya están todas las cartas sobre la mesa, creo que podríamos celebrarlo con un buen polvo.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde el fuego de mi perversión.

17/10/2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s