GÉNESIS (XXVII)

Arrebatado por la rabia y la indignación que le producían las palabras de Lucio, el que respondía al nombre de Yisus se sentía embargado de una profunda cólera. No podía creer que aquél que era su hermano, de su propia naturaleza, profiriera semejante retaíla de agravios contra él; y menos aún que lo hiciera en defensa de un simple mortal y delante del mismo, para mayor afrenta. Hacía milenios que grandes disputas los habían separado hasta el punto de volverlos irreconciliables, pero no contaba con que se atreviera a tanto. Iba a tomar la palabra para responderle, pero el otro no le dejó; antes de que pudiera emitir el menor sonido articulado, la primera bofetada se estrelló contra su mejilla derecha; y, a continuación de ésta, otras muchas, que caían sobre su rostro como afilados puñales. Yisus, impotente, ni siquiera veía venir los puños, que golpeaban con fuerza y lo demacraban. Así estuvo por espacio de una media hora; hasta que, ya saciado de sacudirle a su eterno rival, frenó y le dijo a su amigo:

-¡Caín, te toca!

El otro, que había asistido a aquel espectáculo con el placer de quieen acude a una buena representación teatral, había permanecido mudo durante la función, gozando del recital de Lucio. Las palabras de éste lo pillaron de improviso. Por fin consiguió raccionar.

-¡¿Qué!? ¡Lo dirás en broma! ¡Yo no meto ahí mi soldadito! ¡Ese viejo asqueroso tiene el culo lleno de mierda! ¡Y lo peor es que va de diarrea! ¡Mira cómo me ha dejado la frente -dijo, mientras se la señalaba-! ¡Por eso le sacudí!

-¡Ja -rió Lucio-! ¡Eres digno hijo de tu madre. ¡Échale un poco de imaginación, carajo!

Tras decir estas palabras agarró un puñado de hojas secas que había esparcidas por el suelo y las restregó por el horto de su hermano.

-¡Listo! ¡Ya no tienes excusa! ¡Y ahora, a la faena!

Caín agarró con fuerza a Yisus por la blanca melena, se limpió la frente en sus cabellos y lo penetró con bravura. El otro, humillado y vigilado por su hermano, no se atrevía a la menor resistencia. Tampoco lo hubiera conseguido, por otra parte; los múltiples golpes recibidos lo habían dejado exhausto.

-Deberías estarme agradecido -le dijo Lucio a su hermano burlonamente cuando Caín terminó-. El sexo después del dolor es más placentero; el kamasutra nos ha enseñado muchas cosas.

-¡Miserable -aulló Yisus con un hilo de voz. Tenía la cara hinchada y enrojecida; la tierra se le había pegado al cuerpo con el sudor y jadeaba; varios mechones de su cana melena yacían esparcidos por el suelo. De sus ojos brotaba un ardor especial, fruto del acre resentimiento-! ¡Ésta me la pagarás! ¡Hacerme esto a mí!

-¿Y qué se supone que vas a hacer? ¡¿Eh -respondió Lucio con altanería-!?

-¡Ya lo verás!

-¡Lárgate de aquí, fantasma! ¡Y recuerda: como toques a uno solo de esta familia, lo de esta tarde no será nada en comparación con lo que te haré!

-¡No volveréis a dormir tranquilos! ¡Mi ejército de arcángeles os harán la vida imposible!

-¡Lárgate ya noramala -volvió a gritarle Lucio, mientras le daba un puntapié para conseguir que se marchara-!

-Te has portado como todo un campeón -le dijo Lucio a Caín cuando su hermano se hubo marchado-.

-Muchas gracias. Lo mismo pensaba de ti. De hecho, si no llega a ser por ti, me habría matado.

-Ya. Pero es que no sé qué es lo que hay que hacer para que entendáis que no podéis poneros a nuestro nivel; que nosotros somos divinidades. Ya te dije que os puedo conseguir la inmortalidad, pero no si se me adelanta este cabrón. Pero, aunque lo que has hecho ha sido una temeridad, hay que admitir que le has dado de lo lindo. Y luego, cuando te lo cogiste, fue toda una gozada verlo. Me alegré mucho de que lo hicieras; y él, honestamente, no tiene motivo de queja. Entre mi paliza y tu polvazo, tendría que haber gozado como una puta.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde el fuego de mi perversidad.

24/10/2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s