EL PROCESO 2.0

-¿Estás seguro de que quieres salvarte? ¿Haces todo lo que está en tu mano para ello? ¿O más bien tiendes a sabotearte? A tenor de los últimos acontecimientos da la impresión de que sencillamente busques destruirte; que interiormente te sientas ya perdido y que hayas decidido poner fin a tus esfuerzos. Dime: ¿de verdad sientes que tu existencia tiene algún sentido? Más bien parece que hayas asumido como propia la opinión de tantos otros de que carece sentido; que hayas aceptado que tu destino es un temprano fenecer. Es como el caso de aquel pobre funcionario al que juzgaron por algo que él nunca supo; lo condenaron a muerte y acató la sentencia sin protesta alguna; había llegado aceptar que efectivamente era culpable. Dime: ¿crees que debes morir?

-No es lo que yo crea; todos debemos morir, queramos o no. La cuestión más bien es saber si es el momento oportuno, si ha llegado la hora de despedirse; y, llegado el caso, elegir el cómo.

-Te concedo el matiz. Mas, en cualquier caso, responde: ¿crees que ha llegado ese momento para ti?

-No podría darte una respuesta, porque mi propio ser está dividido. Por una parte, he llegado a un punto en que he aborrecido la vida, he perdido la ilusión; me levanto por las mañanas con el pesar de tener que afrontar otro día sin objetivos, mientras mi cuerpo da señales de debilidad. Por otra, en cambio, reacciono con pavor ante la idea de la muerte. Es como si dos fuerzas opuestas tiraran de una cuerda; al final la cuerda se rompe. Y claro: todos sabemos cuál es el final.

-¿Y por qué crees que tu vida no tiene sentido? ¿Por qué te levantas sin ilusión? ¿Acaso no tienes una mujer maravillosa que te ama? ¿Acaso no la amas tú a ella? ¿Acaso no te parece eso razón suficiente para vivir?

-Sí; la tengo, efectivamente; y yo también la amo. Pero, aunque te pueda parecer injusto, egoísta o alguna cosa más por el estilo, no consigo que eso me llene. Es como si todo lo que me ha acaecido durante los años precedentes, durante mi infancia y adolescencia, sobre todo, pese sobre mí como una losa, hasta el punto de bloquearme. Si no hubiera sufrido esos malos tratos, si no me hubieran robado la infancia, si desde niño hubiera aprendido a reír, ahora todo sería distinto. Hace años que perdí todo objetivo, toda esperanza. Ahora tengo una mujer adorable; pero, ¿la haré feliz, cuando yo mismo soy incapaz de serlo, pese a tenerla a ella? ¿O la haré desdichada?

-Ergo, ¿prefieres darles la razón a quienes te hacían la vida imposible? ¿Dejarás que se salgan con la suya?

-Al final acabo asimilando su discurso de alguna manera, si es eso lo que quieres decir. De todos modos, no es eso solamente. Si examinas mi vida, desde que nací he sido muy enfermizo; eso me ha cerrado muchas puertas. Pasarme el resto de mis días con una salud tan precaria, y más ahora que ya he sobrepasado la mitad de lo que sería el promedio, de modo que toda mejoría sería meramente ilusoria, me parece algo completamente carente de sentido. Es como si a un enfermo terminal le obligas a vivir cuando no le resta más que un suspiro y cuando no deja de sufrir.

-Pero tú no estás terminal.

-Pero he dejado de verle sentido a la vida. Además: al fin y al cabo, como ya te dije, todos somos terminales; todos vamos a morir en algún momento. Siempre se ha sobrevalorado la vida como consecuencia de la fuerza de las religiones, con los resultados tan desagradables que ello ha conllevado para muchas personas. Si prefiero morir, ¿por qué no voy a poder hacerlo?

-Pero también has dicho que en ti había una lucha.

-Sí; pero el fin siempre es la muerte.

-Ergo, ¿asumes el veredicto del jurado? ¿te condenas?

-Sí.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde las tinieblas de mi soledad.

11/01/2022.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s