HABLEMOS DE ANALOGÍAS

A lo largo de las últimas semanas he oído referencias diversas a Hitler y el origen de la Segunda Guerra Mundial; se tiende a comparar a Putin con el fürer; y se ve en el apoyo a las repúblicas pro rusas de Ucrania una remembranza del ataque de Hitler a la región checa de los sudetes; y, de esta forma tan sibilina -o quizá no tanto-, se advierte del peligro de un tercer conflicto a escala planetaria, algo a lo que son muy dados los más mierda; y no creo que sea sólo por el sensacionalismo, sino por algo más, como generar una opinión pública adversa al pueblo ruso, el gran enemigo desde 1945. Aunque claro: si se supone que la guerra de Ucrania es la antesala de un conflicto global, entonces la analogía sería más bien con Polonia, que fue el desencadenante de la anterior crisis.

También se ha querido hacer una analogía con la Guerra Civil Española por el envío de brigadas internacionales -y, ya de paso, para presentarla como la antesala de una Tercera Guerra Mundial-. Sin embaego, pronto aparecen las diferencias:

En 1936 las potencias europeas no intervinieron en España, al menos, en apoyo de la República, que fue vilmente asesinada por su inacción; de hecho, Inglaterra afirmó que temía más a la República que a Franco, y amenazó a Francia para que se mantuviera quieta. Mientras tanto, nazis y fascistas le abrieron el camino a la tía Paca; y posteriormente, cuando estalló la Guerra Mundial, los gringos intervinieron, cuando las demás potencias ya estaban exhaustas, para hacerse con la hegemonía mundial, y permitieron que Franco llevara a cabo su genocidio personal y limpiara España de comunistas, socialistas y anarquistas.

En Ucrania de momento no hay una intervención directa de las potencias. Es más seguro y más lucrativo vender armamento, e incluso entregarlo «gratuitamente». Las sanciones a Rusia se reducen a eso: a sanciones. Mientras tanto, Europa rompe relaciones con el país mas grande del mundo y pasa a comprarles el petróleo a los gringos. El tío Sam extiende aún más sus tentáculos disimuladamente para que la dependencia del viejo Continente sea plena. En cuanto al gas, el otro lazo que une a Europa con Rusia, se busca estrechar lazos con Argelia; y, por si fuera poco, ahí está el Sáhara, rico en fosfato, gas y petróleo; y no importa que el pueblo saharaui reivindique una independencia concedida por la ONU hace casi cuarenta años. Es lo mismo que ocurre con Palestina: sobre el papel, los gringos y los europeos afirman estar haciendo denodados esfuerzos para mediar y que se alcance la paz, cuando a la hora de la verdad están vendiendo humo; están haciendo un juego de trileros, para que la población siempre piense que ésta es la definitiva; que Israel dejará de matar palestinos y que Marruecos respetará al Sáhara. Es una incoherencia pretender apoyar a los ucranianos y abandonar a los saharauis a su suerte. ¿Por qué lo hacen? Sencillamente, porque los saharauis no les importan, y sí Marruecos, que es un aliado estratégico. Y porque Rusia siempre ha sido el gran rival. Acaso ahora su fuerza sea menor que la de China, el gigante más serio que tienen los gringos; pero, si se presenta una oportunidad de hundirla, arrebatarle los monopolios de gas y petróleo y tratar de recuperar prestigio como los supuestos garantes de la libertad, mejor que mejor.

Pero esto no es una cuestión de libertad. Al mundo le importa una mierda la libertad. Les importó una mierda cuando se dio el Golpe de Estado en España en 1936; cuando la CIA respaldó el Golpe de Estado en Chile en 1973, así como en casi todos los países del Cono Sur; cuando los gringos invadieron Irak en 1991 y en 2001; cuando los gringos se metieron en Vietnam. Les importa una mierda que Yemen lleve más de seis años en guerra. Del mismo modo que les importan una mierda las guerras de África y el genocidio que hacen los judíos contra los palestinos.

En resumen: todo es una farsa, un negocio y una puta mierda.

Autor: Javier de García y de Ninet,

un bohemio encabronado.

Desde el ardor de mis ovarios.

03/04/2022.

2 comentarios en “HABLEMOS DE ANALOGÍAS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s