POLANCO

* Detrás viene Polanco. No le quita ojo de encima; la observa meticulosamente, como si quisiera devorarla con la mirada, pero nada más. La contempla, pero sin atreverse a decirle nada; ni lo haría aunque vivieran un millón de años. Ella lo sabe, y eso le divierte; le encanta martirizar a los demás. En cuanto […]

Leer Más "POLANCO"

GÉNESIS (XXXI)

A la mañana siguiente, temprano, se presentó Lucio con Katiochka frente a la cueva donde yacía escondido Caín. Un fuerte olor mana de su interior; un olor pestífero que incomodó a la joven, que se llevó la zurda a la nariz para protegerse de semejantes efluvios. -Aguarda acá; yo volveré enseguida. A juzgar por semejantes […]

Leer Más "GÉNESIS (XXXI)"

GÉNESIS (XXVIIII)

Aquella noche Lucio encontró a sus amigos en Sodoma. Tuvo que arrebatarlos de ese instante de sublime placer con palabras graves para anunciarles que deseaba hablarles a solas; y, para ello, era preciso ir a Gomorra y recoger a los chamacos. Lucas, Anne Marie y Katiochka abandonaron de mala gana sus lugares; los padres, por […]

Leer Más "GÉNESIS (XXVIIII)"

GÉNESIS (XXVIII)

-¡Joder! ¡Esta mancha no se va! ¡Y lo peor es la peste! ¡Y eso que me he limpiado con los pocos pelos que le quedaban al viejo! -Déjame que te mire eso -repuso Lucio con calma. Tenía el semblante serio y concentrado, pero tuvo que echar la cabeza hacia atrás por la peste penetrante que […]

Leer Más "GÉNESIS (XXVIII)"

GÉNESIS (XXVII)

Arrebatado por la rabia y la indignación que le producían las palabras de Lucio, el que respondía al nombre de Yisus se sentía embargado de una profunda cólera. No podía creer que aquél que era su hermano, de su propia naturaleza, profiriera semejante retaíla de agravios contra él; y menos aún que lo hiciera en […]

Leer Más "GÉNESIS (XXVII)"

GÉNESIS (XXVI)

-¡¿Cómo te atreves a hablarme así, niñato homicida!? ¡Se nota que eres hijo de tu madre! -¡Te hablo como me sale de los huevos! ¡Después de lo que le hiciste, esas palabras son lo menos que te mereces! -¡¿Y tú qué sabrás, mequetrefe!? ¡Sólo lo que te ha contado tu madre, una entrometida y una […]

Leer Más "GÉNESIS (XXVI)"

GÉNESIS (XXV)

-¡Nunca me has tenido el menor aprecio! ¡Siempre me has tenido ojeriza! ¡Desde que éramos niños! -¡Porque tú siempre has sido un cobarde y un arrastrado! -¡Dices eso porque siempre le di la razón a nuestro padre cuando se quejaba de nuestra situación! ¡Recuerda las cosas que contaba mamá! ¡Papá siempre le recriminaba la actitud […]

Leer Más "GÉNESIS (XXV)"

GÉNESIS (XXIIII)

Desde aquella tarde, los gemelos no volvieron a concurrir juntos a Gomorra; procuraban acudir a distintas horas, y a veces uno se desviaba a Sodoma. Por más incómodo que se les antojara coincidir con sus padres y con sus hermanas, más violento se les hacía ver al otro; en especial a Abel, que sentía cierto […]

Leer Más "GÉNESIS (XXIIII)"

GÉNESIS (XXIII)

Así concluyó aquella reyerta. En apariencia todo volvió a la normalidad; Lilith calmó sus nervios y Adán sació su sed de venganza. Continuaron frecuentando Sodoma gozaron de sus cuerpos como hasta los comienzos de la cólera del hombre, cuando se mostrara inapetente a las mañas de las dos amazonas por seducirlo. Ya nada había que […]

Leer Más "GÉNESIS (XXIII)"

GÉNESIS (XXII)

-¡Ave María Putísima! ¡Lo que hay que oír -gritó Lilith, que se paseaba de un lado a otro de la caverna con los brazos y la mirada alzados al techo, sin dar crédito a las palabras del otro, como si invoccara a alguien. Sus pupilas, que siempre habían estado rebosantes de alegría, ahora arrojaban tremenda […]

Leer Más "GÉNESIS (XXII)"