GÉNESIS (XX)

Cada vez eran más fecuentes los encuentros entre Lucio y Adán, que a su vez cada vez frecuentaba menos Sodoma; e incluso con sus propias esposas empezó a mostrarse inapetente; se sentía sobradamente saciado de sus encuentros con la divinidad cuando caía la noche y éstas regresaban del poblado. Las dos mujeres, por su parte, […]

Leer Más "GÉNESIS (XX)"

GÉNESIS (XIX)

-¡¿Que te va a pasar una pensión!? ¡¿Entonces de qué te quejas!? ¡Si no tienes que hacer nada! -¡¿Cómo que de qué me quejo!? ¡¿Cómo que no tengo que hacer nada!? ¡Si no hubiera sido por los lloros que le capté al vuelo al pobre de Lucio y porque él mismo fue a contármelo todo, […]

Leer Más "GÉNESIS (XIX)"

GÉNESIS (XVIII)

El nacimiento de Lucas fue menos doloroso que el de los gemelos; Eva se sintió gratamente sorprendida de la rapidez con que había dado a luz. El único problema, o el que más parecía afectarles, era cómo asistir a Sodoma con la regularidad que tenían pensada. A menudo acudían con los niños, pero resultaba complicado; […]

Leer Más "GÉNESIS (XVIII)"

GÉNESIS (XVII)

-¡¿Pero qué te ha pasado -exclamó Eva cuando vio llegar a Adán, que caminaba curvado y con dificultad, apoyándose en la azagaya; detrás de él lo seguía Lilith-!? -Lucio lo penetró. -Vuestro amigo es un salvaje. ¿Y decís que ese tipo os ha prometido la vida eterna? ¿recobrar la inmortalidad? Pues yo no sé hasta […]

Leer Más "GÉNESIS (XVII)"

SÓLO LA PUNTITA (XVI)

-¡Pero serás bestia! -¿Qué te ocurre? ¿Por qué te pones así? -¡Pero serás hijo de la chingada! ¡¿Y todavía me lo preguntas!? ¡Casi me desgarras el culo y me preguntas si me ha gustado!? ¡Serás cabrón! ¡Me has violado! -Perdona. Te preguntaba si habías cogido con hombres y no me entendías. -¡¿Qué!? ¡¿Y para hacerte […]

Leer Más "SÓLO LA PUNTITA (XVI)"

SÓLO LA PUNTITA (XI)

-Lucio es el dueño de todo esto. Bueno… lo de que es el dueño es sólo una manera de hablar. Él y el viejo asqueroso son hermanos. -¡¿Per qué dices!? ¡Si eso es imposible! -No lo es; es cierto. Son gemelos, de hecho. -¡Pero si no se parecen en nada! ¡Tú me estás tomando el […]

Leer Más "SÓLO LA PUNTITA (XI)"

SÓLO LA PUNTITA

Cuenta la leyenda que, después de morder el fruto prohibido, irritado porque sus hijos hubieran perdido la inocencia y la ignorancia en que los había mantenido desde el primer día, como prueba de su amor infinito, decidió desterrarlos para siempre de su paraíso y privarles del don de la vida eterna; era tanto su amor […]

Leer Más "SÓLO LA PUNTITA"

EL OTRO CASTILLO (XL)

-Madre, por favor, no le haga caso; no vale la pena que pierda los nervios. Usted regrese a la taberna, que los tiene a todos preocupados con sus gritos. Déjeme que yo me encargue. Y entre nosotros no hay nada que hablar. No esperaba que me siguieras. Ahora márchate; no quiero montar un escándalo y […]

Leer Más "EL OTRO CASTILLO (XL)"

EL OTRO CASTILLO (XXXIX)

-¡¿A qué viene eso ahora!? ¡Creía que lo de Lassemann ya estaba zanjado! Lo estuvimos hablando esta tarde, derraste unas lágrimas y todo se aclaró. ¿Te acuerdas? -Sí; lo recuerdo perfectamente. Pero lo que ocurrió esta tarde adquiere otro color visto a la luz de lo que has hecho esta noche. Lo corobora; me confirma […]

Leer Más "EL OTRO CASTILLO (XXXIX)"

EL NUEVO CASTILLO (XXXVIII)

Sin responder, Arthur le dio la espalda y emprendió el camino de la escuela. K sabía cuán importante era que lo alcanzara antes de que pudiera hablar con Frieda; que por lo menos se asiera de su brazo para que, ya ante su prometida, su palabra se impusiera a la de su ayudante; a la […]

Leer Más "EL NUEVO CASTILLO (XXXVIII)"