LA PIEL DE ZAPA, POR BALZAC (II)

Contempló a la mujer dormida, que le sostenía la cabeza, expresando así en el sueño las tiernas solicitudes del amor. Graciosamente tendida cual una niña, y volviendo hacia él el rostro, parecía Paulina seguir mirándolo y le brindaba una linda boca entreabierta por un alentar igual y puro. Sus dientecillos de porcelana hacían destacar la […]

Leer Más "LA PIEL DE ZAPA, POR BALZAC (II)"