UNA NUEVA ETAPA (LXXXVIII)

La camisa de Gabi me encantaba, pero era obvio que no era lo más adecuado si se iba a quedar a dormir; estaría incómodo; y por la mañana la tendría arrugada y sudada.

Así las cosas, urgía conservarle en buenas condiciones esa bonita prenda y proporcionarle ropa de cama. La idea de prestarle un pijama me hacía gracia. Se me presentaba como algo muy erótico pensar que esa tela que tantas veces había tocado mi cuerpo ahora estaba en el del chico a quien ya consideraba como mi novio. Y cuando lo vi vestido con aquel pijama azul celeste, la verdad, pensé que le sentaba mejor que a mí. Ya sé que parece una locura; y tal vez lo sea. Pero verlo con mi ropa me provocaba una sensación extraña. Y placentera.

Aquella noche fue distinta. Por suerte para los dos, pudimos dormir sin dificultades, aunque fuera a costa de acostarnos tarde y de levantarnos a más de la una, debido a mi desequilibrio horario. Pero, una vez superada la madrugada y restablecidos, teníamos toda la tarde para nosotros.

-Bueno. Ahora que la señorita está descansara, dirá qué se le ofrece -Comentó burlonamente.-.

-Está bien -La respondí con una sonrisa.-. Me apetece salir esta tarde e ir al cine. Pero el cine que sea a las diez; me gusta ir a última hora. Hoy quiero pasarlo en grande contigo; y quiero que ir al cine juntos sea la manera de culminar el día.

-Me parece perfecto.

Aquella tarde estuvimos paseando por el centro; íbamos cogidos de la mano de una manera muy tierna; nos deteníamos frente a los escaparates y hacíamos comentarios jocosos. Sabía que en cualquier momento podíamos toparnos con Luis; era su zona; podía aparecer por mera casualidad. Pero no me importaba. Extrañamente, confiaba en su palabra de no oponerse ni hacer nada para perjudicar mi relación con Gabi.

Pero no. Tampoco aquello ocurrió así. El paseo discurrió con normalidad. A las nueve llegamos al cine; nos detuvimos frente a la cartelera y empecé a leer los títulos, mientras iba etiquetando las películas en voz alta:

-Comedia romántica, un bodrio; una americanada imperialista; un dramón de tres pares de cojones. No; no me apetece una bélica, aunque esté basada en hechos reales…

Pero de repente caí en la cuenta.

-¡Mierda -Exclamé, emocionada.-! ¡Había olvidado que esta semana estrenaban la última de Los vengadores!

-¿Y ésa no te parece una americanada -Preguntó Gabi en tono burlón.-?

-¡Claro que lo es! Pero me apetece verla; es divertido.

-Pues nada. Se hará lo que mande la niña.

Quien lea estas crónicas de aquellos días tan repletos de emociones enfrentadas, llegados a este punto, no sé qué idea tendrá de mí. Que una chica celebre los diecinueve yendo al cine con su novio para ver una película de superhéroes suena muy poco romántico; lo sé. Pero yo no soy la típica romántica; creo que eso ya habrá quedado muy claro. Las historias románticas siempre me han parecido irreales; presuponen un mundo idílico, una perfección que en la realidad no existe; y esa clase de amantes tienen comportamientos estúpidos. Cuánto daño han hecho las películas de Disney, sobre todo dibujando en las chicas estereotipos de princesas sumisas. Ver con mi novio una película de superhéroes es igualmente absurdo; es cargarse el romanticismo con una espada láser. Pero al menos hay un toque de humor; y ese momento, acaso por el modo tan excéntrico de vivirlo; por romper con los tópicos y los estereotipos, cobra mayor interés y emoción a mis ojos. Sé que debería haber sido más considerada y haber pensado en la impresión que ello causaría en Gabi; pero eso lo pienso ahora, a posteriori. Entonces sólo quería ver la película; y él, por otra parte, me miraba alegre, como se mira a una niña que se ríe porque le han regalado una piruleta.

Autor: Javier García Sánchez,

desde las tinieblas de mi soledad,

18-02-2018.

Anuncios

2 comentarios en “UNA NUEVA ETAPA (LXXXVIII)

  1. Oh, això és més propi d’una celebració d’aniversari. Lo de la peli de superherois i el petit epíleg d’ella fent aquest relfexió sobre els estereotips i el que podria suposar per a gabi, és interessant, doncs pressuposa que hi ha una continuitat en la història més enllà del momento “actual” de la narració.
    Em posaré al dia quan pugui, que he estat malalta i he tingut el blog una mica abandonat.
    Una abraçada, Javi i bona nit!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s