GÉNESIS (XX)

Cada vez eran más fecuentes los encuentros entre Lucio y Adán, que a su vez cada vez frecuentaba menos Sodoma; e incluso con sus propias esposas empezó a mostrarse inapetente; se sentía sobradamente saciado de sus encuentros con la divinidad cuando caía la noche y éstas regresaban del poblado. Las dos mujeres, por su parte, comprobaban sorprendidas que en el hombre se había producido un cambio radical; ya no servían las caricias ni las palabras sensuales; no accedía a sus ruegos para que participaraen aquellas sesiones de sexo desenfrenado y aplacara el ardiente fuego que las devoraba por dentro. En lugar de ello, prefería sentarse frente a ambas y contemplar pasivamente aquel espectáculo lésbico; y sólo en las raras ocasiones en que no se encontraba con Lucio accedía. Las mujeres, impotentes, veían cumplida su amenaza de renunciar a engendrar más hijos; cuando el hombre se sumaba, tomaba todas las precauciones para que los coitos no culminaran en un regalito nueve meses más tarde.

-Cariño, ¿estás bien? No es sólo que no quieras cogernos; es que ni siquiera vas ya al pueblo. Si cogieras con otras personas, lo entenderíamos; sería normal que estuvieras cansado. Pero es que te quedas siempre en la cueva. Coger tan poco no puede ser bueno. Quizá deberías ir al médico -le comentó preocupada Eva-.

-Tranquila. Te aseguro que estoy mejor que nunca. Además: Lucio os dijo que nos garantizaba la inmortalidad -respondió Adán con una sonrisa. La angustia que se reflejaba en los rostros de suss esposas le producía un inefable regocijo-.

-Pero lo condicionó a coger mucho; era lo único que nos pedía.

-Creo que con lo que ya he cogido me he ganado un respiro; ya ve que hago mis libaciones, aunque haya bajado el ritmo. Así que no os preocupéis. Además: aunque muriera, vosotras seguiríais con vida; podríais continuar cogiendo. Y ya tenéis vuestras camadas. Pero bueno… Sin que sirva de precedente, esta noche haremos un trío.

***

-¿Cuánto tiempo va a durar esto? ¿No te cansas?

-¡¿Qué dices!? ¡Nunca había sido más feliz en mi vida! ¡Ni siquiera cuando estaba en el paraíso con el viejo asqueroso!

-¿Te das cuenta de que es la primera vez que le llamas así?

-Sí; es verdad.

Respondió Adán, tendido en el suelo, sobre una piel de bisonte, con las manos cruzadas detrás de la nuca, fijos los ojos en el techo, donde la luz que manaba de la hoguera había proyectado su sombra y la de Lucio, que yacía a su lado. El hombre, satisfecho porr el polvo recién pegado, contemplaba la claridad con una mirada soñadora y con una sonrisa donde se dibujaba la lascivia saciada y el dulce sabor de la venganza consumada. La divinidad lo observaba con cierto desconcierto, pero agradecida igualmente por el sexo placentero.

-Desde luego, has cambiado mucho desde que nos conocimos; y tus esposas lo notan. ¿De verdad vas a seguir así siempre? ¿No te apenan? Pueden haberte hecho muuchas perrerrías, pero creo que es obvio que te quieren; les angustia la posibilidad de que mueras.

-¿Y eso es una prueba de amos -preguntó Adán, girando un poco la cabeza hacia la izquierda para mirar más fijamente a Lucio-? ¿Me echarían de menos si muriera? ¿O echarían de menos mi falo de 25 centímetros? Saben que no conseguiríian uno igual ni aunque lo pidieran por encargo. El único que me supera eres tú; pero tú no estás dispuesto a convivir con ellas ni a hacerte cargo de cinco criaturas.

-No seas así, cariño. Tienes un falo muy hermoso; no me cansaré de decírtelo. Pero ellas te quieren por cómo eres, por la atención que siempre les has prestado, por tu bondad, por tu ternura…

-Pues me temo que de todo eso ya me queda poco.

-Aplaca tu cólera, como dijo el poeta.

-Aplacamela tú -le respondió Adán, mientras le acercaba el rostro y empezaba a besarlo pasionalmente.

Autor: Javier García Ninet,

un bohemio romántico.

Desde el fuego de mi perversidad.

12/10/2021.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s